La Policía Local de Granada ha practicado más de 90 denuncias por diversos motivos, principalmente por ruidos en pisos por fiestas, botellón en la calle, no usar la mascarilla, y a establecimientos como una discoteca. Esta última, un tipo de negocio que no está permitido que abra actualmente por las restricciones de la Junta de Andalucía por el coronavirus (Covid-19), tuvo que ser desalojada y tenía unas 60 personas en su interior.

Según concreta la Policía en un informe, durante toda la noche recibieron más de 350 llamadas que se tradujeron en más de 120 actuaciones prestadas por las patrullas de servicio nocturno.

La mayor parte de ellas denunciaban molestias generadas por ruidos en viviendas por fiestas (80) o por ruidos en la vía pública, debido a la multitud de personas que se encontraban por las distintas calles de la ciudad.

Como resultado de las actuaciones policiales, fueron más de 90 las denuncias, entre ellas, 25 por ruidos en pisos por fiestas, 23 por consumo de alcohol en la vía pública, ocho por no hacer uso de la mascarilla y otras por infracciones como tenencia de sustancias estupefacientes o infracciones de tráfico.

Denuncias a establecimientos y violencia de género

También hubo cinco denuncias a establecimientos, entre ellos la discoteca ya citada. Del resto, dos fueron por ocupación de vía pública con terraza sobrepasando el horario permitido; otra a un pub que igualmente superaba el horario de cierre; y la última a un bazar por venta de alcohol más allá de las 22,00 horas.

Asimismo, se disolvió una concentración numerosa de personas en la calle Ganivet sobre la 1,00 horas coincidiendo con el cierre de los establecimientos.

Además de las intervenciones anteriores, la Local ha detenido a dos individuos por presuntos delitos de violencia de género. Uno de ellos se produjo en la vía pública en la calle Pedro Antonio de Alarcón, y en el segundo caso, en un domicilio en la zona centro.

Tres accidentes de tráfico

Por último, se intervino en tres accidentes de tráfico, uno de ellos por caída de bicicleta que resultando su conductora herida de escasa consideración.

El segundo, en Camino de Ronda con José Recuerda, se trató de un atropello a dos jóvenes. Un vehículo que no respetó la fase roja de un semáforo arrolló a dos chicas que resultaron heridas y las trasladaron en ambulancia a un centro hospitalario.

El conductor del vehículo se dio a la fuga pero gracias a la colaboración ciudadana se recabaron los datos necesarios para iniciar la investigación e identificar al autor.

El último se produjo en la Rotonda de Aviación, cuando un joven que circulaba en motocicleta se salió de la vía y colisionó con el mobiliario urbano. Sufrió heridas por fractura en un brazo y al presentar síntomas de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas se le practicó la prueba de detección etílica dando un resultado tres veces superior a la tasa permitida.