La Guardia Civil ha investigado en Baena (Córdoba) a cinco personas como supuestos autores de 12 hurtos de objetos decorativos y piezas de ornamentación funeraria en cementerios e investiga a otro como supuesto autor de un delito continuado de receptación.

Las investigaciones se iniciaron a finales del pasado año, tras tener conocimiento la Guardia Civil de Baena de que se estaban cometiendo hurtos de objetos decorativos y piezas de varias sepulturas en el cementerio de Baena.

Ante ello y al sospechar que dichos objetos pudieran encontrarse en un centro de reciclaje y desguace de la provincia, se procedió a realizar una inspección en el mismo. A resultas de la investigación se permitió localizar numerosas piezas de bronce, cruces, eslabones de sepultura, candelabros, jarrones, etcétera.

También se habían cometido hurtos similares en la provincia de Jaén, muchos de los cuales aún no habían sido denunciados y que presentaban unas características comunes, en cuanto al ‘modus operandi’, las fechas de comisión y los objetos sustraídos. Esto hizo sospechar que los hurtos estaban siendo cometidos por un mismo grupo de personas.

El avance de la investigación permitió averiguar que parte de las piezas intervenidas habían sido sustraídas en 12 hurtos cometidos en las localidades de Baena y Luque, en la provincia de Córdoba, y en Alcaudete (Jaén).

Se determinó que los robos estaban siendo cometidos por un grupo de personas de edades comprendidas entre los 36 y 54 años de edad, tres hombres y una mujer, conocidos por sus antecedentes policiales.

Tras obtener indicios suficientes, se procedió a la investigación de los mismos como supuestos autores de 12 delitos de hurto y a la investigación del responsable del establecimiento donde se localizaron las piezas, como supuesto autor de un delito continuado de receptación.

La Operación continúa abierta y no se descantan nuevas investigaciones, así como el esclarecimiento de otros hurtos.