«El Estado tiene que dar ayudas para que el aborto no se produzca»

Santiago Abascal inaugura la ronda de entrevistas con líderes políticos en ‘El Hormiguero’ de Antena 3

Pese a las voces que llamaban a boicotear el programa, ‘El Hormiguero’ contó este jueves, día 10 de octubre, con la visita de Santiago Abasbal, el líder de VOX. A un mes exacto de las elecciones, Pablo Motos ha inaugurado una serie de visitas de los principales candidatos a la presidencia sentando a la mesa a Abascal, el único al que nunca ha entrevistado.

«VOX existe, y lo que no sería democrático es no invitarles al programa», comenzó Motos su presentación, «en la gente que nos ve hay personas de todas las ideologías. Nosotros queremos escuchar a todo el mundo, y todos los candidatos nos han dicho que sí, menos Pedro Sánchez». Se trata de la segunda vez este año que el presidente del gobierno rechaza una invitación para ser entrevistado en ‘El Hormiguero’.

«Vaya semanita me han dado con esta entrevista», reconoció Motos, «me han insultado como no me habían insultado en catorce años de programa». Santiago Abascal le respondió que llegaba «preocupado por ti, y por eso te he traído una cosa. Estos antiinflamatorios, porque te van a poner».

«¿Te sientes representado cuando te llaman fascista o facha?». El político respondió sin titubear: «No, pero me siento orgulloso de ver cómo los progres rabian tanto conmigo». Motos le pidió que definiese qué entendía por «un progre», y Abascal explicó que entendía por «progre» aquella «persona de tendencia izquierdista que dicta lo que es políticamente correcto.

Motos empezó con una batería de preguntas sobre los más diversos asuntos. El primero de todos, Franco. «Es una figura histórica, y que la juzguen los historiadores. VOX no tiene una posición sobre Franco, pero nadie tiene que venir a decirnos cómo mirar el pasado».

Advertisement

Asimismo aclaró que «somos partidarios de enviar al ejército a la valla de Ceuta y Melilla. Yo he hablado con los policías que están en el muro y que les lenzan cal y heces. Lo hacen personas desesperadas, de acuerdo, pero debemos defender a los españoles».

Motos inquirió por la época que pasó viviendo de «un chiringuito» de la Comunidad de Madrid. «Yo he evolucionado», reconoció el político, «y ese no es el momento del que más orgulloso me siento de mi vida». Motos quiso saber si alguna vez había tenido un trabajo fuera de la política, y Abascal reconoció que «empleo fuera de lo público he tenido durante pocos meses».

En el tema del aborto, Abascal estuvo especialmente combativo. «El aborto se ha convertido en una práctica eugenésica y anticonceptiva», argumentó el candidato, «el Estado tiene que dar ayudas para que el aborto no se produzca. Nosotros eliminaríamos la ley de plazos».

En cuanto a los homosexuales, el líder de VOX señaló que «es preferible que un niño tenga un padre y una madre». De la ley de violencia de género dijo que «busca la criminalización del hombre y supone el fin de la presunción de inocencia». También tocaron el cambio climático, y el político contó que «cuando veo a los poderosos y a la extrema izquierda de acuerdo en algo quiero desconfiar, porque con la excusa del cambio climático nos restan libertad».