La Consejería de Educación y Deporte ha sumado dos escuelas infantiles más al número de centros educativos de la provincia que, tras comenzar el curso escolar 2020/2021 para los ciclos de educación infantil, educación primaria y educación especial, están afectados o se han visto afectados por órdenes de suspensión parcial o total de su actividad por la incidencia de casos de contagio por coronavirus Covid-19, según la entidad. Así, en total son 12 los centros afectados, once escuelas infantiles y un colegio, si bien en dos casos de las escuelas infantiles las órdenes ya han sido levantadas.

La delegada territorial de las consejerías de Educación y Deporte e Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Marta Escrivá; y su homóloga de la Consejería de Salud y Familias, Regina Serrano, han celebrado este viernes una rueda de prensa para dar cuenta del comienzo del nuevo curso escolar, marcado por las medidas preventivas frente a la pandemia en un escenario de proliferación de brotes.

«Bastante normalidad» en la incorporación del alumnado 

La incorporación a las aulas del alumnado y el profesorado del primer ciclo de educación infantil a principios de septiembre y de las comunidades del segundo ciclo de educación infantil, educación primaria y educación especial este pasado jueves ha gozado, según las delegadas territoriales, de «bastante normalidad» en el actual contexto de lucha contra la pandemia.

Según precisaban, ha mediado o media la suspensión total o parcial de la actividad docente en un total de diez centros educativos, en concreto nueve escuelas infantiles y el centro de educación infantil y primaria (CEIP) El Llanete de Morón de la Frontera, si bien en dos casos de las escuelas infantiles se ha permitido ya el inicio de la actividad docente.

Al detalle, hablamos de la escuela infantil municipal Blancanieves de Benacazón, sobre la que pesa una orden de suspensión total de la actividad al haber dado positivo por Covid-19 su directora, motivando su aislamiento y el de otros cinco monitores que conforman la plantilla, si bien el viernes de la semana que viene este centro podría comenzar la actividad al finalizar la cuarentena de los monitores, que han dado todos negativos en las pruebas PCR a las que han sido sometidos.

Caso por caso

En paralelo, en Morón de la Frontera pesa una orden de suspensión parcial de la actividad sobre una escuela infantil por incidencias relacionadas con la pandemia, mientras en Montellano ya cuenta con autorización para funcionar una escuela infantil sobre la que pesaba una orden preventiva de suspensión de la actividad, pero de otro lado ha sido dictada una orden parcial de suspensión preventiva de la actividad respecto a otra guardería del mismo municipio.

En Casariche, además, pesa una orden de suspensión total de la actividad sobre la escuela infantil municipal tras confirmarse el positivo por Covid-19 de una alumna y de una monitora de apoyo, mientras en Alcalá de Guadaíra ha sido cancelada la orden de suspensión que pesaba sobre una de sus escuelas infantiles y en el Polígono Norte de Sevilla pesa una orden de suspensión parcial de la actividad para una escuela infantil y otra orden de suspensión total para un centro similar, siempre por incidencias de la pandemia.

Finalmente, pesa otra orden de suspensión parcial de la actividad respecto a una escuela más de educación infantil de La Algaba y, en materia de colegios, el CEIP El Llanete de Morón cuenta con una orden de suspensión parcial de su actividad al haber arrojado un resultado positivo uno de sus maestros en una prueba de detección del coronavirus Covid-19.

Tras dicha rueda de prensa, la Consejería de Educación ha informado de una escuela infantil más de Montellano con una orden de suspensión parcial de su actividad, así como otra escuela infantil de Sevilla capital en la misma situación, siempre con relación a casos de contagio en sus comunidades educativas.