La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre ha anunciado que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible tiene previsto la clausura del vertedero de La Loma, en el municipio de Chipiona por medio de unos trabajos que tendrán una inversión que supera los 1,5 millones de euros y que comienzan en los próximos días.

Tal y como ha resaltado Ana Mestre, “el compromiso de este Gobierno de la Junta con el Medio Ambiente y la Revolución Verde que ha iniciado el presidente Juanma Moreno tiene continuidad con la clausura, sellado, restauración ambiental y seguimiento postclausura de este vertedero situado al este del núcleo urbano de Chipiona, en la zona denominada La Loma”.

Así lo ha indicado la delegada, que ha visitado la zona acompañada por la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María López, el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, y el alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, y donde ha explicado que “el Plan de Clausura y Sellado consistirá en la definición de una obra de acondicionamiento y sellado de las superficies del vertedero, que deben cumplir una serie de condiciones, bajo la premisa de protección del medio ambiente, sobre todo en cuanto a la posible contaminación o alteración de las aguas, o los bienes naturales y culturales, y de la seguridad de las personas, con incidencia específica en la estabilidad de las superficies”.

Inversión de 1,5 millones

Ana Mestre ha dado a conocer las actuaciones proyectadas en una superficie de 47.384 m2 por un importe de 1.555.890,33 euros que incluirán unos trabajos previos consistente en la recogida y transporte, con medios mecánicos, de los voluminosos presentes en el área de actuación. Estos serán transportados a vertedero autorizado o estación de transferencia, según proceda.

A continuación, se realizará una adecuación de residuos, estabilización física y regularización del vertedero que consiste en operaciones de desmonte a terraplén, y en el extendido y compactación de los residuos hasta nivelar las superficies.

Por último, se llevará a cabo la cobertura del Área de Vertido, que consistirá en situar una barrera superficial de separación entre los residuos y el medio que le rodea. El recubrimiento superficial se utilizará para minimizar la exposición de la masa de residuos del vertedero al viento, evitar la entrada del agua de lluvia o de escorrentía a ésta y con ello reducir la generación de lixiviados, y en nuestro caso el aporte de contaminantes al acuífero. En total, se estima un plazo de ejecución de 12 meses.

Apuesta por la sostenibilidad

Actualmente, se trata de un vertedero en el que se pueden identificar varias zonas de acumulación de residuos, tales como la acumulaciones principalmente de restos de poda y residuos vegetales mezclados con tierra y escombros, con una altura máxima de unos 3 metros y una superficie cercana a una hectárea; acumulación de restos antiguos de escombros mezclados con tierra, cuya superficie abarca en torno a 250 metros cuadrados; almacenamiento de contenedores de vidrio; y un anexo al recinto de recepción municipal de residuos plásticos agrícolas, existe actualmente un circuito de coches teledirigidos, en el cual existe una grada de estructura metálica y palés de madera que conforman dicho circuito.

Con todo ello, Ana Mestre ha insistido en recalcar el trabajo de la Consejería de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible y del propio presidente andaluz a la hora de “apostar por todos aquellos proyectos que buscan la sostenibilidad como clave para la reactivación económica y social a la hora de hacer frente a las consecuencias del Covid-19”.

Por su parte, la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, María López Sanchís, ha expresado la satisfacción de estar en el inicio de estas obras, en las que ha recalcado que “esta actuación está enmarcada dentro del Plan de Inversiones en materia de gestión de residuos y Economía Circular que estamos ejecutando desde la consejería, y se trata de uno de los planes fundamentales de la revolución verde puesta en marcha, que tiene como objetivo no sólo el cambio de modelo en la gestión de residuos, sino también de la reactivación económica en un momento como éste”.

Superficie más grande de Chipiona

La directora general ha añadido que “en este caso estamos hablando de más de un millón y medio de euros de inversión y en empleo verde el equivalente a 1.056 jornales, que es lo que va a generar esta obra durante el período de ejecución”.

Por último, el alcalde de Chipiona, Luis Mario Aparcero, ha mostrado su satisfacción por la inversión realizada por la Junta de Andalucía en su municipio “sobre todo en esta época tan pandémica”.

El alcalde se lo ha agradecido tanto a la delegada del Gobierno andaluz, como al delegado territorial de Agricultura y a la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, así como a los técnicos y a todos cuanto han hecho posible que “hoy estemos aquí”, resaltando que se trata de la superficie más importante y grande del municipio “después de sus playas”.