El cardenal arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Carlos Osoro, se ha opuesto a la ley de eutanasia del PSOE, cuya tramitación seguirá adelante en la Cámara baja después de que este jueves el Congreso rechazara las enmiendas de PP y Vox, y ha asegurado que supone «una traición a la vida».

«En estos momentos, decidir nosotros sobre la vida de los demás es una traición a la vida. La vida es un don precioso, necesita compañía, paz, ayuda y cuidados», ha subrayado Carlos Osoro en una entrevista con Europa Press, al ser preguntado por la ley de eutanasia.

Osoro confía en que «todos los humanos y todos los grupos políticos» «defiendan la dignidad de la persona». Sin embargo, a su juicio, «no hay que contraponer sufrimiento con la posibilidad de vivir dignamente» y hay que «morir cuando la ley natural llame a ese momento».

Otra cosa distinta, según ha dicho, es «hacer todo lo necesario para que la gente sufra menos». Ademàs, ha añadido que «hoy hay medios para hacerlo», en referencia a los cuidados paliativos.

«Tenemos que ser capaces de descubrir que cada persona es única e irrepetible, que hay que cuidarla desde el inicio de la vida ya en el vientre de la madre hasta el final, cuidarla con el esmero más grande», ha subrayado.

El Congreso rechazó este jueves 10 de septiembre las enmiendas a la totalidad que PP y Vox habían presentado a la ley de eutanasia del PSOE. Esta continúa, así, su tramitación en la Cámara baja. Sólo los de Pablo Casado y Santiago Abascal votaron a favor de los textos alternativos a la norma socialista. Tanto PP como Vox habían presentado una regulación de los cuidados paliativos.