El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha asegurado que la situación sanitaria por el coronavirus en Málaga y en Andalucía «está contenida». Aún así, hace hincapié en que esto no tiene que significar «ni mucho menos relajación, sino más responsabilidad».

Bendodo, que ha visitado las obras de mejora en el Hospital Regional Universitario de Málaga, se ha referido a la polémica de los últimos días sobre el contagio o transmisión comunitaria en la provincia malagueña. Por ello, ha asegurado que al respecto no ve «ningún lío».

Así, ha explicado que un contagio comunitario «que es lo que se dijo; es cuando hay una persona que se ha contagiado y no se le pueda adscribir a un brote, nada más». Además, apunta que «lo preocupante en Málaga en los últimos días; que hoy quiero decir que está contenido, fue que había un número importante creciente de personas contagiadas que no se podían adscribir a un brote».

Esto «no tiene que ver con una transmisión comunitaria que es cuando se ha disparado, que no es el caso ni mucho menos», ha precisado. Además, ha señado que Andalucía sigue siendo «la tercera comunidad por la cola; después de Asturias y Galicia, en tener menos contagios positivos confirmados por PCR por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días».

«Al caer la presión turística también lo ha hecho la presión de contagios»

Por tanto, ha incidido en que en la provincia de Málaga hay que «dar una buena noticia»; y es que se «va conteniendo esa escalada que se había producido en los últimos días y semanas». En este sentido, dice «que fue fruto de los últimos coletazos de finales de agosto, con la gran afluencia turística». Por ello, asegura que «al caer la presión turística también lo ha hecho la presión de contagios».

«Espero que las próximas fechas pueda seguir siendo ese dato positivo», ha expresado el consejero, reiterando que «sin que sirva para relajarnos, la situación está contenida en Andalucía y en Málaga también», haciendo un llamamiento «a la responsabilidad de los andaluces para que entre todos podamos seguir luchando contra esta pandemia y esperemos que pronto podamos ver la luz al final del túnel, que será la llegada de la vacuna».

El consejero ha asegurado que el COVID «nos ha hecho cambiar nuestros planes y priorizar la salud de las personas por encima de cualquier cuestión» y ha afirmado que la Administración regional sigue «invirtiendo en mejorar las instalaciones y la seguridad».

Así, ha aludido al paquete de inversiones activado por el Gobierno andaluz, con 117 millones de euros en infraestructuras sanitarias y 672 actuaciones en hospitales y centros de salud de toda la comunidad. Al respecto, ha asegurado que «el 60 por ciento de esas actuaciones ya está en marcha».