Bellido ve «difícil» recuperar turismo internacional con la imagen de país de contagio

El regidor ha valorado que «al menos se vuelven a ver turistas por las calles y da alegría, pero no tiene nada que ver con lo que ha habido otros años»

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), ha defendido este martes que «hay que superar la situación sanitaria» porque «mientras la imagen de España en el exterior siga siendo como la de los últimos días, de un país donde hay peligros de contagio, va a ser muy difícil recuperar el turismo internacional».

Así lo ha manifestado Bellido en una entrevista con Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, en la que ha comentado que «la situación es tremendamente compleja y complicada, especialmente en el corazón de la ciudad, el casco histórico, el entorno de la Mezquita-Catedral y la Judería».

En este sentido, ha señalado que «el flujo de turismo internacional en España ha caído en junio más de un 90% y ahí están los datos», algo que «se hace notar en Córdoba», donde «poco a poco se va retomando cierta actividad», pero «muy disminuida respecto a otros años».

En cualquier caso, el regidor ha valorado que «al menos se vuelven a ver turistas por las calles y da alegría, pero no tiene nada que ver con lo que ha habido otros años», a lo que ha agregado que «incluso en zonas de costa se nota en plena temporada de verano».

Además, «es algo común a todas las ciudades históricas y muchos hoteles y negocios siguen cerrados y los que están abiertos no están al cien por cien de ocupación», ha lamentado.

A su juicio, «hay que hacer bien los deberes en materia sanitaria todos, asumiendo cada uno la responsabilidad individual, y las autoridades sanitarias marcando las políticas adecuadas», así como «empezar a trabajar en la recuperación», porque «si no el futuro va a ser muy duro para el sector», ha augurado.

En su opinión, «hay que ir paso a paso, viendo la evolución», precisando que «si se habla de turismo, lo que se demuestra es experiencia comparada, donde lo importante es medir y testar». A él le sigue «sorprendiendo que en España no se le ofrezca a los turistas que llegan, como hacen otros países como Portugal, poder realizarse las pruebas al llegar o salir para tener la tranquilidad en sus desplazamientos».

«Por nuestra parte se están tomando medidas correctas, aunque es preocupante cómo evoluciona la cifra de contagios, pero no tanto en la cifra de hospitalizaciones», ha manifestado el alcalde, quien ha abundado en que «se están tomando medidas en el camino correcto, por controlar dónde se producen los rebrotes».

Al respecto, ha indicado que «ha habido rebrotes ligados al ocio nocturno y se han tomado medidas, siendo más restrictivos que antes», y es «un acierto», al tiempo que «se han tomado medidas también para controlar a los asistentes a esos lugares, porque si sale un rebrote enseguida se puede localizar a todos y controlarlos, y se siguen tomando medidas de evitar grandes concentraciones de personas», ha citado.

En definitiva, Bellido ha declarado que «es ineludible que hay que controlar la situación sanitaria, y no se puede volver a caer en lo que ocurrió en el invierno pasado», pero «también hay que tratar de mantener abierta la sociedad y la economía, porque hay muchos sectores que van a caer y son muchas familias, muchos trabajadores y muchos empresarios que van a perder su empleo y se van a ver afectados».

De este modo, el alcalde ha apostado por «tomar las medidas necesarias en el tiempo adecuado», por lo que plantear medidas como la hipotética utilización del ‘toque de queda’ en el País Vasco propuesta por el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, «ahora mismo no es necesario» y «puede ser contraproducente incluso desde el punto de vista económico».

En cuanto a las críticas de Vox por no autorizar una salida procesional desde la Parroquia de San Lorenzo en la capital, el alcalde ha dicho que «no es que no se autorice la procesión, sino que siguiendo la recomendación de la Consejería de Salud y Familias en un decreto, cuando se levantó el estado de alarma, se dijo que no se autorizaba ningún tipo de celebración tradicional, ni romerías, etc, donde se incluyen este tipo de procesiones extraordinarias».

Por tanto, «se ha recordado la aplicación del decreto», ha puntualizado el alcalde, quien considera que «es tiempo de mucha prudencia». «Se retoman actividades culturales, de ocio y religiosas, pero tienen que ser siempre en entornos donde estén absolutamente controlados y se tenga capacidad de controlar los aforos, las localidades estén numeradas, y eso, desgraciadamente, en este tipo de celebraciones ahora mismo no se puede asegurar», ha expuesto.

Asimismo, ha insistido en que «hay una recomendación tajante de la Consejería de Salud y Familias de junio que decía que no recomendaba ni autorizaba a los ayuntamientos estas celebraciones», con lo que, «sintiéndolo mucho, nos gustaría tomar otra decisión, pero no se puede autorizar, porque puede suponer un riesgo bastante tangible de un rebrote en la ciudad», ha apuntado el regidor.