Hosteleros de Huelva esperan un repunte en la clientela con la movilidad interprovincial

Principalmente la zona costera prevé un aumento de facturación ante la llegada de visitantes de Sevilla por la festividad del Corpus Chisti en la provincia

La Asociación Provincial de Hostelería de Huelva —que cuenta con 250 socios en la provincia— espera que, a partir de este jueves 11 de junio, haya un repunte de clientela en sus establecimientos.

Se refiere, sobre todo, a la costa, con la apertura a la movilidad interprovincial de la fase 3 y con la previsión de la llegada de visitantes de Sevilla por la festividad del Corpus Chisti en la provincia.

Así lo ha indicado a Europa Press el presidente de la asociación, Antonio Ramón Macías, quien ha señalado que el repunte «es positivo» y que lo único que podría traer alguna complicación es «que aún se continúa con las distancias de seguridad y aforo limitado».

Además, ha subrayado que ese aumento de clientela «ya se ha ido notando desde el lunes», y que los hosteleros están «contentos» con la respuesta ciudadana.

En este sentido, ha señalado que en la provincia están abiertos el 80 por ciento de los locales y, que del 20 por ciento restante, «hay un porcentaje alto que será complicado que vuelva a abrir sus puertas».

En este punto, Macías ha remarcado que «los hosteleros aún no han pasado lo peor, según los estudios de Hostelería España», al tiempo que ha apuntado que el sector está tan fragmentado que «es muy difícil conocer los datos concretos de pérdidas a día de hoy».

Con respecto a los establecimientos que no han abierto, ha destacado que «aun queda algunos por abrir, que tienen negocios muy peculiares y que aún no se deciden y lo harán más adelante» y ha vuelto a hacer hincapié en que «un alto porcentaje de ese 20 por ciento que queda no va a volver a la actividad», remarcando que, a nivel estatal, Hostelería España «maneja un 40 por ciento de cierres de negocios».

Por esto, el presidente de la asociación cree que por los estudios económicos que se han realizado «queda lo peor», porque «ahora los ciudadanos han comenzado con mucha euforia, pero se calmarán y más sin fiestas, ya que se han suspendido todas».

Sin embargo, cree que el verano ayudará, pero «la cuesta es muy grande» y estima que, hasta dentro de un año, no se volverá a los niveles que había antes de la crisis.

De otro lado, la apertura del interior de los establecimientos hosteleros «también está ayudando a la mejora», así como las medidas tomadas por parte de la Junta y del Gobierno, «como la disminución de distancias de seguridad en un metro y medio», algo que «ayuda al sector», así como que el Gobierno «esté por la labor de flexibilizar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y alargarlos hasta final de año», ha incidido Macías.

Finalmente, el presidente de la Asociación provincial de Hostelería ha criticado que la Junta «no haya dado vía libre para la apertura de los locales de ocio a partir del día 8 como se esperaba», remarcando que «no comprende» esta decisión que considera que será «muy mala» para estos negocios.