El Coronavirus no puede con el Piojito en Cádiz

El concejal de Consumo y Venta ambulante, David Navarro, pide responsabilidad para evitar que se produzcan rebrotes

El mercado del Piojito regresa el próximo lunes, 15 de junio, a la Avenida de la Bahía con el 50% de los puestos para garantizar las medidas de prevención por el Covid-19. El concejal de Consumo y Venta ambulante, David Navarro, ha pedido tanto a las personas vendedoras como a la clientela que sean responsables y cumplan con las medidas de seguridad establecidas para evitar aglomeraciones y reducir así las posibilidades de que haya un rebrote. David Navarro ha señalado que “hemos estado buscando alternativas para cambiar la ubicación y facilitar así la colocación de todos los vendedores pero no ha sido posible”.

Navarro ha explicado que “una vez que hemos entrado en la fase III y dentro del Plan de Transición hacia una nueva normalidad, hemos acordado que se puedan volver a instalar los lunes los distintos puestos que conforman el Piojito siguiendo las recomendaciones dadas por las autoridades sanitarias y el personal técnico”.

Así, “solo se podrán instalar un 50% de los puestos autorizados que se irán alternando de semana en semana”. Esta medida “se ha adoptado para reducir las aglomeraciones y facilitar el tránsito de las personas con las distancias de seguridad necesarias”. El concejal ha avanzado que los puestos se colocarán de forma líneal en las zonas habilitadas y demarcadas por el Ayuntamiento.

Durante la celebración del Piojito se deberá mantener las distancias de seguridad y el tiempo de permanencia será el estrictamente necesario para que las personas consumidoras puedan realizar la compra. Se priorizará la atención a embarazadas, mayores de 65 años, personas dependientes y con movilidad reducida y padres y madres con niños menores de 3 años.

Entre otras recomendaciones y directrices, en los puestos se deberán señalar de forma clara la distancia de seguridad de dos metros entre clientes con marcas en el suelo o mediante el uso de cartelería o señales. El vendedor deberá atender a la clientela de uno en uno y no podrá hacerlo de forma simultánea con varios.

De manera general no se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba y queda restringido su uso o manipulación únicamente al personal del local . Los puestos deberán facilitar el uso de gel hidroalcohólico o desinfectante con actividad virucida autorizados por el Ministerio de Sanidad.