Una mujer resucita en la morgue cuando la lavaban para enterrarla

Los médicos habían expedido el oficial certificado de defunción

No se puede calificar de susto. Ni siquiera de un susto de muerte. Ni tampoco de una mala noticia. Los trabajadores de un depósito de cadáveres se han llevado un sorpresa de infarto cuando, mientras limpiaban al cuerpo de una mujer de 50 años para prepararlo de cara al funeral, han visto que todavía vivía.

Se han percatado pronto. Los hechos han sucedido en la ciudad de Karachi, en el Pakistán. La mujer había sido declarada muerta en un hospital y los médicos habían expedido un certificado de defunción, un certificado oficial de defunción, pero poco después ha tenido que volver a ser admitida porque presentaba signos vitales.

Los signos vitales eran evidentes. Según ha explicado la hija de la mujer, el ‘cadáver’ de su madre «hacía 20 minutos que estaba en el depósito, y habían empezado a lavarlo». Estaban, sí, lavándolo.

En un momento dado, sin embargo, una de las presentes en la sala ha visto que la supuesta muerta movía las extremidades. Un detalle crucial. Rápidamente, «comprobamos el pulso y vimos que respiraba», ha explicado la hija. La mujer, todavía viva, ha sido ingresada otra vez en el hospital, donde está recibiendo tratamiento.

Algunos médicos han explicado que, probablemente, lo que ha sufrido la paciente es un caso de catalepsia, un trastorno nervioso que inmoviliza el cuerpo y lo hace rígido. Como consecuencia, se pierde la sensibilidad y la capacidad de contraer los músculos. Lo dicho, no se trata de una mala noticia ni de lejos.

Advertisement
sierra nevada