“Es inaudito que el alcalde anuncie una obra en la ciudad que lleva tres años hecha” 

Romaní: “En vez de partirse el pecho tanto por la Viña debería pasear un poco por allí: la calle la Palma en el tramo entre Ángel y Paraguay se arregló hace diez meses y hace siglos que no se llama Porlier”
Los populares indican que es lamentable que no se enteren de nada: “esas obras que el alcalde anunció que se van a hacer se terminaron hace tiempo, y ahora se van a incluir en Urbana”.

La eliminación de barreras arquitectónicas en la calle Cervantes, en su tercera fase, que era el tramo comprendido entre Torre y Zaragoza, se culminó en enero de 2013, hace casi tres años. La reposición de calzada y acerado en el tramo de la calle La Palma que va de la calle Ángel y la calle Paraguay, «que hace ya siglo y medio que no se llama Porlier», fue terminada en febrero de este año. La pavimentación de la zona exterior de San Antonio fue terminada hace un año, la sustitución de balaustradas en la Alameda Apodaca en julio de 2013, la climatización y fachada de Servicios Sociales y la reposición de la carpintería en el Casino Gaditano en 2014. 

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Cádiz, Ignacio Romaní, ha señalado que “es inaudito que el alcalde anunciara el pasado viernes en rueda de prensa que se van a acometer cuatro obras en la ciudad que llevan meses e incluso años hechas”. El edil indicó que «el descontrol en el Equipo de Gobierno es mayúsculo, y el desconocimiento del alcalde va parejo al mismo». Romaní ahondó en el asunto diciendo que “podríamos entender que no se haya enterado de que la climatización de Servicios Sociales o la carpintería del Casino ya están hechas, pero que diga que van a arreglar una calle de la Viña como la calle la Palma, en el tramo entre Ángel y Paraguay, que lleva arreglada desde febrero…. En vez de partirse el pecho tanto por la Viña debería pasear un poco por allí: ese tramo se arregló hace diez meses y hace siglos que no se llama Porlier”.

El concejal del GMP señaló que «el alcalde demostró el pasado viernes que no tiene tomado el pulso a la ciudad, y lo que es peor no tiene el más mínimo interés en tomárselo; no ha visto que Cervantes en el tramo de Torre a Zaragoza lleva tres años hecha, ni ha visto que se ha repuesto la Balaustrada en la Alameda Apodaca, ni lo de San Antonio. Con esta bagaje no nos sorprende en absoluto que lleve seis meses preguntándose obviedades sobre de dónde ha salido la deuda. Más le convendría a él y sobre todo a la ciudad que dejara las grandes proclamas y la propaganda televisiva y se pusiera a trabajar de una vez”. 

Aprovechar hasta el último céntimo

Los populares indican que «es lamentable que el alcalde y el equipo de Gobierno no se enteren de nada sobre como se gestiona y gestionaba el Ayuntamiento de Cádiz. Todas las obras que anunció el pasado viernes el alcalde que se van a hacer en la ciudad se terminaron hace tiempo, están en la zona de aplicación del Urbana y fueron proyectos ejecutados con presupuesto propio que se programaron con todos los requisitos que exige la financiación europea por si -finalmente, como así ha ocurrido-  se llegaba a un grado de cumplimiento total de este programa Europeo y podían ser incluidas en el mismo».

Lo que el Ayuntamiento va a hacer ahora es incluir esos seis proyectos en los que son susceptible de financiación a través del Urbana, «y lo va a hacer gracias a que no solo se cumplieron los plazos y el grado de ejecución de lo programado en un primero momento (lo que posibilitó acceder a 800.000 euros más de financiación de otros municipios y entidades que no lo habían usado y que se emplearon en los proyectos del Baluarte del Orejón, Banda de Rodadura en la curva de la Caleta, y el Parque Genovés) sino que además la ciudad puede verse ahora beneficiada al incluir estas seis obras que ya están hechas y pagadas con dinero municipal recuperando ese dinero».

Romaní concluyó señalando que “esto que se va a hacer ahora le va a reportar liquidez al Equipo de Gobierno porque va a recuperar un dinero que nosotros adelantamos y lo hicimos de esta manera porque queríamos aprovechar hasta el último céntimo de ayudas que pudieran venir para Cádiz, y desde Europa ya nos indicaron que –además de ese primer añadidos de 800 mil euros- podríamos meter más obras que se hicieran con los parámetros que eran exigibles para Urbana. Si en vez de tanto sectarismo y tanto eslogan el alcalde tuviera un atisbo de sensatez no se habría llevado un año diciendo que nosotros gobernábamos de espalda a la gente: ahora resulta que no se ha enterado de nada de lo que ha pasado en la ciudad en los últimos cuatro años. Y lo pero es que no se quiere enterar”.

]]>