La Guardia Civil está investigando la celebración de una pedida de mano multitudinaria celebrada el pasado sábado 7 de noviembre en una finca de Santa Fe (Granada). El motivo es el incumplimiento de las normas sanitarias de la Junta de Andalucía para frenar la propagación del Covid-19.

Esto sebe a que la mayoría de los asistentes no portaban mascarilla ni se guardaron las distancias de seguridad, según han apreciado los agentes en vídeos difundidos en las redes sociales.

Hasta el momento se ha denunciado al promotor de la fiesta, el padre de uno de los novios; y al dueño de la finca donde se celebró el evento, al que se cree que pudieron asistir varias decenas de personas, según han detallado del Instituto Armado.

Los agentes están analizando las imágenes para intentar identificar a los asistentes a fin de denunciarles también por este incumplimiento de la normativa sanitaria dirigida a frenar la expansión del coronavirus en la provincia de Granada.

Esta fiesta de pedida de mano se celebró el sábado 7 de noviembre. El festejo comenzó por la mañana y fue disuelta por la tarde con la llegada de los agentes de la Guardia Civil y Policía Local, según avanza el diario ‘Ideal’.

Además, se cree que hubo más asistentes de los que encontraron las fuerzas del orden en ese momento atendiendo a los vídeos que se han difundido en redes. En dicho vídeo se ven a estas personas bailando y cantando sin mascarilla en un entorno cerrado y sin guardar las distancias de seguridad para evitar los contagios, además de darse besos y abrazos.

Granada cierra la actividad no esencial a partir del martes

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anunció el cierre de la actividad no esencial de la provincia de Granada; a partir del martes 10 de noviembre ante la situación «crítica» con casi 1.200 casos por cada 100.000 habitantes. Además, avisó de que el plan de contingencia que habilita nuevas camas en hospitales «permite tener un margen de maniobra de unos 20 días si siguiera el ritmo actual».

Así lo ha anunciado Moreno en una comparecencia informativa tras presidir en el Palacio de San Telmo la reunión del Comité Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para analizar la evolución de la pandemia en una jornada en la que se han registrado 1.114 casos en la provincia y dos muertes.

El presidente ha argumentado que estas medidas se adoptan porque la situación en la provincia de Granada es «especialmente delicada». Mantiene una incidencia «peor que en Navarra, Aragón o La Rioja», que son las comunidades con mayor tasa de contagio en España.

Decisión «dura y difícil» en Granada y toda Andalucía

En este sentido, ha calificado la decisión de «dura y difícil», pero ha asegurado que «hay que aplicarla para evitar el colapso sanitario». Informa que «la presión hospitalaria es muy alta» como «no se había vivido en la primera ola ni nunca».

Así, ha hecho referencia al plan de contingencia mediante el que se han habilitado nuevas camas «que permiten tener un margen de maniobra de unos 20 días si siguiera el ritmo actual».

Granada
Juanma Moreno en una visita reciente a La Alhambra, en Granada 0a

Actualmente, en la provincia de Granada hay 1.595 camas libres, según ha señalado Moreno; quien asegura que «no estamos desbordados» pero avisa de que si la situación siguiera como hasta ahora «tendríamos serio peligro de colapso sanitario».

No obstante, el presidente se ha mostrado «convencido» de que con las medidas adoptadas las contagios «vayan bajando y permitan un respiro a los centros sanitarios».

Juanma Moreno pide «No salir de casa»

Moreno ha insistido en su recomendación a todos los granadinos de que «solo salgan de casa más que para lo estrictamente necesario»; porque «se necesita limitar de la manera más rápida posible el contagio». «Recomiendo que hagan la menor vida social posible y que prácticamente no tengan presencia en calles; acontecimientos o actos», ha pedido el presidente.

Por último, ha defendido que la provincia se encuentra en una situación «crítica» y que, por ello, «se requieren decisiones serias, rigurosas y exigentes».