La semana pasada, miles de Sherrylovers, aficionados y profesionales del vino aprovecharon la oportunidad de asistir a multitud de eventos, tanto online como presenciales, organizados por bodegas, restaurantes, vinotecas, blogueros, influencers y formadores con motivo de la 7ª Sherry Week.  Casi sin tener que moverse de casa, ha sido posible aprender, disfrutar, maridar y catar cada estilo de este vino tan emblemático del sur de España.

El formato de esta edición ha sido más interactivo y global que nunca. La D.O. Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda aunó a amantes del vino y la gastronomía de más de 30 países, en un entorno virtual que salvaba las restricciones de movilidad geográfica impuestas a nivel global. Una vez más, han tenido un protagonismo especial los eventos gastronómicos – de cocina y maridaje, que ponen de manifiesto la enorme versatilidad de estos vinos en armonía con todo tipo de platos.

Alcance geográfico y virtual

En la Sherry Week se registraron un total de 1.135 eventos en www.sherryweek.wine  y centenares más se celebraron en 32 países, desde Argentina a Estados Unidos, desde Estonia a Malasia o Perú, pasando por España y el Reino Unido, siendo estos últimos los que registraron el mayor número de eventos.

Las redes sociales se inundaron de stories, publicaciones, concursos y eventos en directo, todos ellos con un impacto potencial de 20 millones entre Twitter e Instagram.  Hubo casi 11,000 likes para las publicaciones que llevaban el hashtag #Sherryweek (Fuente: Tweetbinder). Debido a la gran demanda, varios eventos de la Sherry Week se emitieron en directo siguen disponibles en la página de Facebook de Sherry Wines y en su canal de YouTube. Hasta la fecha, se han reproducido más de 17,000 visualizaciones.

Los grandes momentos de la Sherry Week

El reconocido sumiller, Ferrán Centelles, colaborador de Jancis Robinson y director de vinos de la Fundación El Bulli, reunió online a más de 200 participantes en una sensacional cata de cuatro Amontillados, todos ellos con carácter propio. El objetivo de Centelles era adentrarse en este estilo de Vino de Jerez, descubriendo aquellos factores que hacen del Amontillado la tipología de jerez con mayor versatilidad.

Cada tarde, se abrían las puertas del bar virtual “Sherry O’ Clock”: el lunes fue dedicado a la Manzanilla, el martes al Amontillado, el miércoles al Palo Cortado, el jueves al Cream y el viernes al Fino. Cada sesión contó con la presencia de tres invitados profesionales, siendo uno de ellos Peter Sisseck, el respetado viticultor danés que ahora tiene viñedo y bodega propia en Jerez, que afirmó que “el Fino es el mejor vino blanco de España”.

Otro hito de la semana fue la presencia de Beltrán Domecq, anterior presidente del Consejo Regulador, en el lanzamiento virtual de su aclamado libro, Sherry Uncovered. Desde Europa y América, los asistentes tuvieron la oportunidad de ver a Sarah Jane Evans presentar el libro y escuchar a Beltrán rememorar algunas vivencias de niño, ofreciendo pinceladas de toda una vida dedicada al jerez.

La cata “El jerez, un viaje en el tiempo” celebrada el pasado 3 noviembre, es la versión actualizada de lo que venía siendo la especial degustación conducida por Ruben Luyten conocida como #SherryTwitterTasting. Ahora, gracias a Facebook Live, YouTube y Twitter, se ha podido alcanzar nuevos niveles de audiencia. La temática del encuentro fue de lo más original y poco tratado hasta ahora: la crianza en botella. Sin duda, suscitó gran interés entre el público y, sobre todo, entre coleccionistas de vinos.

Dinner Party

El 4 de noviembre se celebraron cinco eventos de la Sherry Week en cuatro continentes distintos (¡y cinco husos horarios!) seguidos todos por un público cautivado por su temática. Fue una fiesta gastronómica (#SherryDinnerParty) simultánea en 4 continentes durante 24 horas desde Melbourne, Shanghái, Londres, Jerez y Washington DC.  Aunque el evento solo pudo reunir presencialmente a unos pocos afortunados, fue seguido por miles de usuarios. A medida que se servían los platos y los vinos, los bodegueros intervenían en directo para explicar las características de su vino elegido para la cena.

La dinner party comenzó en Australia, en concreto desde Melbourne, donde Chelsea Anthon y  el importador Scott Wasley, abrieron boca con un webinar centrado en máxima expresión de la uva palomino. La siguiente parada fue Shanghái, donde la anfitriona y educadora Monica Zhou agasajó a 10 invitados, cada uno de los cuales eligió una especialidad local como pichón frito o cangrejo peludo, todo ello maridado con un Vino de Jerez. Cada asistente tuvo que explicar el maridaje escogido, justificando la excelente armonía entre plato y vino. Carmen Aumesquet, directora de promoción de la D.O. Jerez, asistió en directo desde España y tuvo la tarea nada envidiable de elegir un ganador, cosa que resultó imposible y finalmente fueron declarados todos ganadores por el excelente trabajo realizado.

Londres-Washington

Después, la cena se desplazó a Europa y fue en Londres donde el equipo estrella de Camino, con Nacho del Campo y fundador Richard Biggs, protagonizó una masterclass online de cocina con cata incluida. Desde casa, los participantes pudieron seguir las instrucciones de los maestros y aprender a guisar un delicioso cordero ibérico con lentejas pardinas a la vez que cataban seis estilos diferentes de jerez.  Poco después, en España, el embajador de los vinos de Jerez en la  gastronomía , Pepe Ferrer, celebraba con sus invitados una cata en directo desde la Bodega San Ginés en el Consejo Regulador en Jerez. Se trataba de cinco vinos acompañados por 12 productos artesanales de la provincia de Cádiz, como queso de cabra payoya, mojama, atún de almadraba o dulces típicos de la zona.

Para finalizar en Washington, la capital estadounidense, en plena noche electoral,  el restaurante Estadio, representado por Chantal Tseng, invitó a todos los sherrylovers a  participar desde casa en un taller de cocina. El resultado fue una cena de tres platos, cada uno maridado con un Vino de Jerez. El evento suscitó gran interés y un alto nivel de interacción. Muchos fueron los participantes que quedaron asombrados ante la versatilidad que los vinos de Jerez ofrecen en la mesa, expresando sus ganas de repetir la experiencia.

Visitas virtuales a bodegas

Muchas bodegas abrieron sus puertas para visitas virtuales este año, ofreciendo la oportunidad a visitantes de cada rincón del mundo para adentrarse online en estas impresionantes “catedrales del vino” andaluzas. La inmensidad de estas bodegas, lugar donde se crían y reposan estos vinos cuidados por la mano experta de los bodegueros, cuya única ambición es crear vinos de carácter único y singular.

Para el público hispano hablante se celebró otro un evento online excepcional. El 5 de noviembre, César Saldaña, presidente del Consejo Regulador y Josep Roca, sumiller de El Celler de Can Roca, ofrecieron una cata en exclusiva con la colaboración de la distribuidora online BodeBoca. Un tándem sublime que hizo que los profesionales asistentes disfrutaran y descubrieran las infinitas posibilidades a la hora de servir y maridar los vinos de Jerez. Un despliegue de conocimiento que no dejó indiferente a nadie.

Apoyo a la hostelería

En palabras de César Saldaña, presidente del Consejo Regulador D.O: Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla, “teniendo en cuenta el momento excepcional y cambiante que vivimos, creo que la Sherry Week de este año puede considerarse un éxito rotundo. Se han organizado multitud de eventos para los amantes del jerez en todo el mundo, a través de muy diferentes plataformas digitales. Constatamos una participación muy entusiasta que, unido a las circunstancias actuales han propiciado el desarrollo de iniciativas de promoción online muy innovadoras, que seguiremos trabajando y afianzaremos de cara a ediciones futuras, para seguir llevando a los vinos de Jerez a la vanguardia de la comunicación y el disfrute a través de las redes sociales.”

Por último, dado el duro momento que atraviesa el sector hostelero, cientos de aficionados de los Vinos de Jerez expresaron su apoyo y solidaridad con todos ellos, nombrando a su restaurante, sumiller o bartender favorito con la etiqueta #MySherryAmigo en sus publicaciones en redes sociales.