Agentes de la Policía Nacional con la colaboración de  la Policía Local de Jerez  de la Frontera han detenido a cuatro personas como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Los detenidos son los presuntos responsables de las plantaciones indoor de cannabis sativa (marihuana) instaladas en cuatro viviendas de protección oficial y adjudicadas en régimen social.

La investigación se inició al tener conocimiento que los adjudicatarios de unas viviendas sociales estaban utilizando los inmuebles para llevar a cabo la actividad delictiva del cultivo y procesado de marihuana. Fruto de las gestiones realizadas se descubrieron cuatro instalaciones de este tipo ubicadas en sendos pisos diseminados por diferentes alturas y distintas escaleras de la misma edificación. Los agentes verificaron que las viviendas investigadas contaban con enganches ilegales en los cuadros de contadores comunitarios de cada portal afectado para suministrar energía a las herramientas y maquinaria de la plantación.

Una vez obtenidos los mandamientos judiciales de entrada y registro se practicaron las diligencias. El resultado de la incautación es de  un total de 408 plantas de marihuana; 35 instalaciones de balastros magnéticos; 24 conjuntos de lámparas halógenas productoras de calor; 4 consolas industriales de aire acondicionado; 7 extractores de aire; 7 ventiladores; redes de secado; 55 litros de fertilizante líquido; y cuatro cuadros artesanales de enganche ilícito a la red eléctrica, uno por cada piso transformado.

Cuatro detenidos en la operación

Los agentes llevaron a cabo la detención de cuatro personas responsables de las plantaciones de marihuana interiores; cuatro mujeres y un varón, como presuntos autores de delitos contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Los detenidos en los pisos fueron trasladados a las instalaciones de la Comisaría de Jerez en la Avenida de la Universidad. Además, también se trasladó toda la droga y la maquinaria intervenida hasta que fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

La investigación ha sido realizada por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera con el apoyo de miembros del Cuerpo de la Policía Local de Jerez de la Frontera.