El Ayuntamiento de Almería va a destinar 50.000 euros para ayudas de 100 euros en la adquisición de vehículos eléctricos de movilidad personal cero emisiones (patinetes eléctricos) como parte del ‘Plan re-activa20 Comercio’ puesto en marcha desde el Consistorio para hacer frente a la crisis económica y social del COVID-19.

Esta nueva línea de actuación pretende conjugar la dinamización comercial con una «decidida apuesta que el equipo de gobierno municipal viene haciendo por la movilidad sostenible», según ha indicado el Consistorio. Por el momento han dejado aparcada la licitación del servicio de alquiler de bicicletas eléctricas anunciado en 2017 para su puesta en marcha en 2018.

«No sabemos si se materializará o no, dependerá de las circunstancias sanitarias y de si es productivo», ha indicado al respecto la portavoz del equipo de gobierno, María Vázquez. También ha especificado que los estudios sobre los servicios de otras ciudades «demuestran que son deficitarios». No obstante, el expediente para su contratación se mantiene abierto.

La nueva línea de subvención y convocatoria de ayudas al consumo en comercios minoristas con domicilio fiscal y local comercial en Almería que disponen de patinetes eléctricos a la venta está pendiente ahora de la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de las bases que rigen esta convocatoria, que ya ha sido aprobada en junta de gobierno.

Requisitos para la compra

Las subvenciones para comprar patinetes eléctricos pretenden «minimizar el impacto de la crisis económica provocada por la pandemia» en los establecimientos comerciales dedicados a la venta de patinetes eléctricos para la «reactivación de la economía»; así como «potenciar el uso de los patinetes eléctricos como medio de transporte individual» dada su «eficiencia medioambiental, energética y económica».

Asimismo, Vázquez ha señalado la ayuda supone un «aliciente en su compra de cara a la Navidad; reduciendo el precio de adquisición en un importe que se cifra en un máximo de cien euros por unidad y comprador».

El adquirente debe de ser mayor de edad y estar empadronado en Almería o, en caso de personas jurídicas, tener su domicilio fiscal en la capital. Con ello, la concejal de Movilidad y Seguridad, María del Mar García Lorca, ha animado a los establecimientos locales y a la población almeriense «a la adquisición de estos vehículos» en el plazo en el que permanecerá abierta la convocatoria, hasta finales de año.

COMERCIOS ADHERIDOS AL PLAN

Los comercios dedicados a la venta de patinetes eléctricos que deseen participar en la convocatoria de concesión de ayudas al consumo y cumplan los requisitos establecidos en las bases de este convocatoria, deberán adherirse al programa presentando su solicitud así como la necesaria documentación requerida en el plazo máximo de diez naturales.

En la solicitud deberán indicar el número de patinetes que tengan previsto vender antes del día 31 de diciembre de 2020. «No podrá ser superior a 200 unidades». En caso de que el número de patinetes efectivamente vendidos sea inferior al número de patinetes solicitados y concedidos se procederá al reintegro de la cantidad sobrante.

El crédito total destinado a esta convocatoria se distribuirá en ayudas al comercio; que se concretará en un descuento de 100 euros para cada patinete eléctrico vendido. Los destinatarios de los descuentos aplicados en la compra podrán ser personas físicas; mayores de edad; y empadronadas en el término municipal de Almería y que solo podrán adquirir un patinete; o personas jurídicas, con domicilio fiscal en el término municipal de Almería y que, en su caso, podrán adquirir un máximo de dos patinetes.

En las bases de esta convocatoria vienen a definirse también las características de los patinetes, cumpliendo los siguientes criterios: autonomía mínima de 25 kilómetros; velocidad máxima de 25 kilómetros por hora; carga máxima de al menos 100 kilos; ruedas de ocho pulgadas; y carga de batería con intensidad de corriente nominal de 6000 amperios por hora. Además deberá disponer de luces delanteras y traseras.

García Lorca ha precisado que «en caso de que el número de patinetes solicitado por todas las empresas supere el crédito concedido, este se reducirá proporcionalmente»; debiendo en todos los caso justificar la aplicación de estos descuentos en la forma que se señala en las bases.

REGULADO POR ORDENANZA

La concejal de Movilidad ha recordado que el uso del patinete está regulado a través de la ordenanza municipal de movilidad. Por ello, los usuarios deben circular por el carril bici y, en caso de que no exista, por la acera adecuando la velocidad a la del peatón.

«Está regulado su uso en Almería y no existe caos», ha dicho García Lorca. Asimismo, ha reconocido, no obstante, cierta «polémica» a nivel nacional y europeo sobre la regulación de este transporte. Por ello, desde el Ayuntamiento de Almería se está a la espera de «lo que diga la DGT».

Precisamente este martes el Consejo de Ministros ha aprobado una propuesta del Ministerio del Interior que modifica el uso de este medio de transporte. Su circulación quedará prohibida por aceras y zonas peatonales, según el anteproyecto. Tendrán que cumplir las normas de circulación como el resto de vehículos (someterse a pruebas de alcoholemia o no utilizar auriculares); y queda también vedada su circulación en vías interurbanas; travesías; autopistas; y autovías que transcurran dentro de poblado ni en túneles urbanos.

En cualquier caso, la concejal de Movilidad ha afirmado que la estrategia municipal para velar por un uso correcto del patinete pasa por «incrementar la presencial policial para que se vaya controlando esto». Asimismo, ha recordado que el Ayuntamiento de Almería maneja desde hace años la posibilidad de que la Policía Municipal patrulle en ‘subway’ para «informar y concienciar» sobre el uso del patinete.