El ensayo clínico en humanos de las vacunas es el paso más crítico para poder desarrollar un tratamiento efectivo. En este caso, las vacunas de Moderna y Pfizer son las dos empresas que más cerca se encuentran de poder desarrollar una vacuna.

Sin embargo, algunos voluntarios de los ensayos han descrito los efectos secundarios que les ha producido el sometimiento a la vacuna de Moderna. Entre estos, se encuentran fiebre alta, dolores corporales, fuerte dolor de cabeza y un agotamiento que «te deja sin vida por un día».

Así lo han relatado estos voluntarios a la cadena CNBC, donde una mujer de 50 años de Carolina del Norte, participante del ensayo, ha comentado los terribles efectos secundarios que le produjo la segunda dosis de la vacuna.

«La primera dosis no es gran cosa. Pero luego, la segunda dosis definitivamente te dejará sin vida por un día… Tendrás que tomarte un día libre después de la segunda dosis», ha asegurado en declaraciones al medio estadounidense», aseguró en declaraciones al medio norteamericano.

Por su parte, Luke Hutchison, biólogo computacional de 44 años de Utah, ha sido otro de los voluntarios de Moderna. Según ha relatado para la cadena, tras la primera dosis el pasado 18 de agosto, comenzó a sentir mareos y fiebre alta durante varios días.

La segunda inyección, el 15 de septiembre, fue aún peor, ya que lo dejó postrado en la cama con fiebre alta, temblores, escalofríos, fuertes dolores de cabeza y falta de aire. Pese a ello, se recompuso y su estado de salud mejoro después de 12 horas.

La vacuna de Pfizer también produce efectos secundarios

Por otra parte, los efectos han sido similares en voluntarios de la vacuna Pfizer al experimentar síntomas más graves de lo que esperaban. Según el especialista en enfermedades infecciosas Florian Krammer, los efectos secundarios del ensayo de la vacuna de Moderna son «desagradables, pero no peligrosos», según ha indicado en un mensaje en Twitter.

Por último, el testimonio de otro voluntario de 20 años también es estremecedor. Este joven de Maryland experimentó náuseas después de la primera inyección, pero no fue hasta la segunda cuando «realmente sintió cosas» como escalofríos y fiebre alta.

«No estaba seguro de si necesitaba ir al hospital o no porque 40 de fiebre es bastante alto», ha indicado.