El periodista Julio Valdivia ha sido hallado decapitado en México, más concretamente en la región de Veracruz.

Las primeras hipótesis apuntan a que Valdivia, de 44 años, ha sido decapitado sobre las vías del tren. Junto a él se ha encontrado su motocicleta, abandonada sobre las vías. El cuerpo presentaba signos de violencia, según el informe policial.

Por su parte, el periodista cubría asesinatos y secuestros durante las madrugadas desde hacía seis meses. Según testimonios de periodistas de la zona, en la región la agenda «la dicta la delincuencia organizada».

México es el país más peligroso del mundo para los periodistas. En 2019, una decena de periodistas murieron asesinados en el país.