El Colegio de Educación Infantil (CEI) ‘El Mundo de Peques’, el segundo de los dos centros de la capital cordobesa que han registrado dos positivos por covid-19 entre sendos alumnos, ha señalado que el resto de compañeros ha dado negativo en la prueba del coronavirus.

Según han confirmado fuentes de la Delegación de Educación a Europa Press, en esta segunda guardería tampoco ha habido más positivos, al igual que ocurriera en la otra escuela infantil, ‘La casa del árbol’, que también detectó un caso de covid-19 entre su alumnado.

Así lo ha manifestado el propio centro en un comunicado, avanzado por ‘Cordópolis’, en el que ha explicado que «el sábado 5 de septiembre los padres del alumno, ante un leve estado febril de su hijo lo llevaron, por iniciativa propia, al pediatra quien, tras su examen, determinó que se le practicase la prueba correspondiente para la detección del virus», que «resultó positiva en coronavirus».

Protocolo de actuación

En este contexto, «tanto por parte de los padres como por el centro sanitario se inició el protocolo de actuación establecido, contactando con la dirección de nuestra escuela que le facilitó los datos de los alumnos y tutora del grupo de convivencia al que pertenece el niño para proceder a informarles que debían guardar una cuarentena domiciliaria de 14 días y realizarles la pruebas PCR correspondientes, pruebas que se les realizaron al día siguiente 6 de septiembre».

El centro ha explicado que, «tras informar a la Inspección de Educación y siguiendo el protocolo existente, el aula del grupo de convivencia del alumno afectado se ha cerrado durante 14 días, continuando su actividad normal el resto de aulas con sus grupos de convivencia independientes al no haber existido contacto entre sus integrantes».

Así, este pasado miércoles 9 de septiembre «se nos han comunicado los resultados de los PCR realizados a los alumnos y tutora, resultando todos negativos», ha subrayado ‘El Mundo de Peques’, que ha querido «transmitir a la comunidad escolar en particular y a la sociedad cordobesa en general un mensaje de tranquilidad y seguridad ante el inicio del curso escolar».

En este sentido, desde la escuela han afirmado que «aunque comprendemos y somos partícipes de las inquietudes que padres y madres sienten ante la realidad sanitaria con la que se afronta el nuevo curso, no tenemos dudas que si la comunidad educativa, dentro de sus competencias y espacios escolares, y las familias, en su entorno social y de relaciones, cumplimos y respetamos las normas establecidas, venceremos al virus o al menos minimizaremos sus efectos».