La Organización Mundial de la Salud no espera que haya una vacuna contra la Covid-19 hasta el 2022. Según señala la organización, las primeras dosis podrían estar listas a mediados del año que viene. Si bien, serán dosis «limitadas» que deberán priorizarse para los grupos de riesgo.

Así, ha advertido que, si consigue la primera vacuna a finales de este año, «no será una panacea». «Creo que mucha gente piensa en la vacuna como una bala de plata que llegará a principios de enero y que básicamente resolverá los problemas del mundo», se ha lamentado.

«Estamos mirando a mediados de 2021, en un escenario optimista, para que lleguen dosis limitadas de a los países», en esas primeras inmunizaciones se dará prioridad a «las personas con más riesgo de infectarse» como «trabajadores de la salud y otros trabajadores esenciales». Después, gradualmente, se cubrirá a la población de más riesgo como las personas mayores o con enfermedades previas, ha relatado en una charla ‘on line’ organizada por la OMS.

«Es muy importante que la gente sepa que cuando lleguen las vacunas, llevará tiempo ampliar la producción hasta que al menos un 60-80% de la población tenga inmunidad, lo que llamamos inmunidad de grupo, para reducir la transmisión», señaló la especialista. No hablamos de erradicar el virus, sino de reducir el impacto que tiene actualmente en la sociedad y las vidas. Eso va a tardar, con seguridad, hasta el 2022″, ha añadido.