El Congreso ha rechazado este jueves 10 de septiembre las enmiendas a la totalidad que PP y Vox han presentado a la ley de la eutanasia del PSOE. Una ley que continúa, así, su tramitación en la Cámara baja. Sólo los de Casado y Abascal han votado a favor de los textos alternativos a la norma socialista.

Tanto PP como Vox han presentado una regulación de los cuidados paliativos. El portavoz ‘popular’, José Ignacio Echániz, ha calificado como el «suicidio asistido». En su intervención, el diputado del PP ha defendido los cuidados paliativos, incluso en el caso que supongan acortar la vida del paciente, como solución al sufrimiento de un enfermo crónico. A su juicio, un país que «no tiene resuelto el tratamiento paliativo» no puede «abrir la puerta a la eutanasia».

Echániz ha explicado que aquellos países en los que este derecho existe se han registrados «resultados negativos». «Es una derrota para todos», ha declarado, antes de llamar a los diputados a «no rendirse» en la lucha por la mejora de los cuidados paliativos. «Es lo ético y lo socialmente justo», ha insistido.

En este sentido, ha reprochado a los socialistas que hayan cambiado su sentido del voto en esta materia, ya que hace «tres años» se oponían a la misma. El portavoz del PP ha achacado este cambio a un «desplazamiento» del PSOE hacia los «postulados de podemos». Por ello, ha pedido al partido de Pedro Sánchez que vuelva a plantearse su postura en esta ámbito.

Muy similar ha sido el argumento de la representante de Vox, María Ruiz, que ha acusado al partido que sustenta el Gobierno de estar «del lado de la muerte» y de buscar «el camino fácil». «Pretenden liquidar el problema liquidando a la muerte», ha declarado.