El Pleno del Congreso ha rechazado este jueves 10 de septiembre convalidar el decreto ley  para la cesión al Estado de los remanentes municipales.

En concreto, el texto ha sido tumbado por 193 votos en contra, frente a 156 síes, los que suman los dos partidos que integran el Gobierno, y el del diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte.

El Ministerio que dirige María Jesús Montero alcanzó apenas horas antes de la votación un acuerdo con sus socios de Unidas Podemos.

ACUERDO ‘IN EXTREMIS’ CON UNIDAS PODEMOS

Ese acuerdo consistía en la creación de un fondo de 3.000 millones de euros para la recuperación económica y social. Unos fondos no condicionados que se distribuirían entre todos los ayuntamientos en función de la población.

Sin embargo, el Gobierno no han logrado sumar a ningún otro grupo. Se trata de la primera vez que el Ejecutivo de coalición pierde la votación sobre la convalidación de un decreto ley.

De hecho, el único voto positivo ajeno a los partidos gubernamentales ha sido el de Guitarte, quien votó convencido de que había un acuerdo que finalmente no fraguó. Optó por el sí al comunicársele que había un pacto para liberar el 60% del fondo prometido y distribuir ese dinero entre los municipios sin condiciones, tuviera o no superávit, y evitando la controvertida cesión.

Según han informado a Europa Press fuentes próximas al diputado, de haber estado este jueves en el hemiciclo tras comprobar que ese pacto no había llegado a buen puerto, Guitarte hubiera optado por la abstención.