Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Málaga capital una vivienda habilitada para el consumo de droga. En ella, los drogodependientes no respetaban las medidas de seguridad contra el Covid-19.

Según las pesquisas, las dosis, concretamente de cocaína y heroína, eran suministradas desde dos inmuebles próximos.

Sus responsables, miembros de un clan, realizarían funciones de captación y venta de las sustancias.

Dos personas detenidas

Así, han sido detenidas dos personas por su presunta implicación en la distribución de la droga.

La investigación se inició tras recibirse unas informaciones; estas apuntaban a la existencia de dos puntos de venta de droga en sendas viviendas del centro de Málaga. Así lo ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado.

Las diligencias practicadas vinieron a confirmar esas sospechas iniciales. También a identificar a los responsables; un hombre y una mujer pertenecientes a un clan vinculado, supuestamente, con el tráfico de droga.

Cocaína y heroína

En las viviendas objeto de investigación, se despachaba cocaína y heroína de manera ininterrumpida. Así pudieron constatarlo los agentes.

Además, al fin de evitar que los toxicómanos consumieran en la calle a la vista de todos, el clan habría habilitado un tercer inmueble. A este eran dirigidos los compradores una vez se habían abastecido de las sustancias.

Paralelamente a la intervención en las viviendas destinadas directamente al tráfico de droga, la Policía de Málaga intervino en el punto de consumo.

De esta forma, identificó a siete personas que no guardaban medidas de protección contra el Covid-19. Asimismo, levantó las correspondientes actas con motivo de los hechos.

En el operativo se intervinieron 18 papelinas de heroína, nueve cartuchos del calibre 12/70, dinero en efectivo y utillaje para confeccionar las papelinas.

La autoridad judicial ha dictado prisión preventiva para uno de los investigados; en concreto, para la mujer. El otro sospechoso quedó en libertad con cargos.