Marbella realizará seguimiento de personas en cuarentena que han dado positivo

A esta labor de vigilancia, que será tanto telefónica como presencial, se sumarán las unidades de Familia y Policía administrativa y el Grupo de Prevención

El concejal de Seguridad Ciudadana de Marbella (Málaga), José Eduardo Díaz, ha anunciado este lunes 10 de agosto la creación de un sistema por parte de la Policía Local que va a permitir, en colaboración con el Distrito Sanitario Costa del Sol, el control y el seguimiento de las personas que están en cuarentena en sus domicilios tras haber dado positivo en Covid-19.

El edil, que ha apuntado que en la Junta de Gobierno local se ha dado cuenta de «la evolución del plan de contingencia de este verano» asegura que, a raíz de la reunión celebrada el pasado viernes 7 de agosto, han estado trabajando durante el fin de semana en esta medida.

A esta labor de vigilancia, que será tanto telefónica como presencial, se sumarán las unidades de Familia y de Policía administrativa y el Grupo de Prevención.

Además, Díaz ha señalado que, «según los datos, la mayoría de los positivos existentes en la ciudad son asintomáticos, por lo que es fundamental que no se produzca una relajación en las medidas a adoptar para evitar la propagación del virus».

Precisamente, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, ha presidido posteriormente una reunión con representantes de las concejalías de Seguridad Ciudadana, Sanidad, Nuevas Tecnologías, Limpieza y Derechos Sociales, así como de DYA, Protección Civil y Cruz Roja, para concretar los detalles de las actuaciones.

El concejal de Seguridad Ciudadana ha apuntado que este plan de contingencia cuenta con otras cuatro medidas, entre las que se encuentran la intensificación del plan de inspecciones de establecimientos, con un total de 489 realizadas hasta el momento, y ha explicado que el objetivo es realizar 300 más en las próximas semanas.

«Es una de nuestras prioridades, abarcando las zonas de ocio y esparcimiento de todo el municipio», ha señalado.

Otro de los aspectos que ha destacado el edil dentro de dicho plan ha sido el refuerzo de los servicios, con un incremento en 30 agentes diarios, que harán especial hincapié en garantizar el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Así, los policías locales se dirigirán a zonas de máxima afluencia, como es el caso de paseos marítimos o los centros de Marbella y San Pedro Alcántara.

«Fruto del trabajo realizado, se han interpuesto 418 sanciones por no llevar la mascarilla», ha apuntado el edil.

Por otra parte, Díaz ha anunciado que se va a acelerar la puesta en funcionamiento del Grupo Operativo de Intervención, «en el que llevamos trabajando meses tanto en la formación, como la conformación y el equipamiento».

Dicho grupo se encargará del control de la seguridad en las urbanizaciones, así como del de los botellones.

Finalmente, el concejal ha subrayado, como otro de los puntos del plan de contingencia, la intensificación y el control del ocio nocturno en la ciudad, con una veintena de actas levantadas por exceso de aforo o incumplimiento de las medidas de higiene y seguridad y el cierre de tres establecimientos por el incumplimiento de las normas sanitarias.

A todo ello, hay que añadir, según ha apuntado Díaz, la labor que desarrollan los agentes para el cumplimiento de las ordenanzas, el control del tráfico y de la venta ambulante y de todo lo relacionado con la seguridad ciudadana.

«Además de dirigir nuestros esfuerzos a una campaña de prevención en la vía pública, en horarios y lugares de mayor afluencia de personas con voluntarios de Protección Civil y DYA, también estamos trabajando en la instalación de una base de rastreadores que de apoyo a nuestro Distrito Sanitario», ha expuesto Díaz, tal y como se concretó en la reunión del pasado viernes 7 entre el Ayuntamiento y responsables de la Consejería de Salud.