Facua pide a la Junta que investigue lo ocurrido en el concierto de Taburete

Starlite Catalana Occidente, en un comunicado, señaló que el festival «es más seguro que cualquier playa o espacio público»

Facua Andalucía se ha dirigido a la Delegación Territorial en Málaga de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para que investigue lo sucedido en el concierto de la banda de música Taburete en Starlite, en el municipio malagueño de Marbella.

Tras la difusión de vídeos en las redes sociales se ha criticado que, en un momento determinado, algunas personas del público no llevaban la mascarilla o la llevaban mal puesta, y que no se guardaba la distancia de seguridad. Por su parte, Starlite Catalana Occidente, en un comunicado, señaló que el festival «es más seguro que cualquier playa o espacio público» y que las «rigurosas medidas de seguridad y protocolos que están implementando son ejemplares».

No obstante, desde Facua, y pese a aunque la organización del festival Starlite ha comunicado que en todo momento se respetó el aforo máximo permitido por la normativa, han advertido en un comunicado de que «dicha medida carece de validez si la promotora no vela porque el público guarde la distancia de seguridad adecuada para evitar contagios por COVID-19 ni que cumplan con la obligatoriedad de llevar mascarillas, más aún teniendo en cuenta que, según sus propios datos, al concierto asistieron más de 1.300 personas».

Así, Facua Andalucía ha recordado que la Orden de 19 de junio de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, establece que, una vez superado el estado de alarma, «deberán establecerse las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad en sus instalaciones o, en su defecto, la utilización de medidas alternativas de protección física con uso de mascarilla. Sin superar el límite del 65 por ciento del aforo permitido para cada una de sus salas y espacios públicos».

También han recordado que la Orden de 14 de julio de 2020, sobre el uso de la mascarilla y otras medidas de prevención en materia de salud pública para hacer frente al COVID-19 y por la que se modifica la Orden de 19 de junio de 2020, señala en su artículo 1 que «las personas de seis años en adelante están obligadas al uso de la mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, aunque pueda garantizarse la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros».

Asimismo, Facua Andalucía ha advertido de que, según el Decreto-ley 21/2020, de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el COVID-19, está considerado como una infracción muy grave «el incumplimiento de las medidas generales o específicas de higiene y prevención establecidas para cada tipo de establecimiento o actividad», a la vez que considera que dicho incumplimiento puede suponer un daño «muy grave» si pone «en riesgo de contagio a más de 100 personas».

Esta misma normativa, han insistido en un comunicado, también recoge que q las infracciones muy graves «les corresponde una sanción de multa desde 60.001 hasta 600.000 euros».

Por todo ello, Facua Andalucía ha pedido a la Delegación de Salud en Málaga de la Junta que investigue los hechos ocurridos en el concierto y, «de confirmar las irregularidades, inicie el correspondiente expediente sancionador, así como que realice labores de inspección en los próximos eventos que tengan lugar en el marco del festival Starlite para evitar que esta situación vuelva a producirse».