Más de 20 municipios almerienses no abrirán piscinas ni celebrarán fiestas

En total, 21 municipios de la Alpujarra almeriense tomarán tales medidas de prevención para preservar la salud de sus vecinos, aunque prevén adaptar su programación cultural

Un total de 21 municipios de la Alpujarra almeriense han acordado no abrir sus piscinas municipales este verano ni celebrar fiestas, bailes ni verbenas a consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19, aunque prevén adaptar su programación cultural, que se desarrollará con otro tipo de eventos.

Tras una reunión telemática de los alcaldes de la comarca, se ha alcanzado un acuerdo por el que la mayoría de los municipios de la Alpujarra que tienen piscina no van a abrirlas este verano como medida de prevención para preservar la salud de sus vecinos, buena parte de ellos considerados población «de riesgo».

«Entendemos que por la situación en la que nos encontramos, lo primero son nuestros vecinos y preservar su seguridad, tenemos una población muy mayor y no podemos arriesgarnos a que se produzca ningún brote en nuestros pueblos porque sería devastador para nuestros vecinos», han traslado en un comunicado conjunto.

Además, todos los municipios han acordado que este año las fiestas que se tenían previsto celebrar entre los meses de junio a septiembre «van a ser diferentes».

«No habrá bailes, ni verbenas en las plazas, ni orquestas para evitar las aglomeraciones de personas, siguiendo así las recomendaciones de las autoridades sanitarias», han indicado.

Por el contrario, este año las fiestas ofrecerán actividades culturales, música, teatro y actividades deportivas «con todas las medidas de seguridad y distanciamiento».

Los municipios que han suscrito el acuerdo son Alhama de Almería, Huécija, Alicún, Alboloduy, Alsodux, Santa Cruz, Alhabia, Terque, Bentarique, Íllar, Instinción, Rágol, Canjáyar, Ohanes, Beires, Fondón, Fuente Victoria, Laujar de Andarax, Paterna, Bayárcal y Alcolea.