Critican los recortes en la Comisaría de Policía Nacional de Jerez

Desde Vox Jerez alerta del peligro para la seguridad ciudadana por los recortes del 60% en combustible y del 80% en suministros de la Policía Nacional

La situación crítica de la Comisaría de Policía Nacional de Jerez de la Frontera debido a los drásticos recortes presupuestarios del Gobierno de este año con respecto al año 2019, ha alertado al equipo de VOX en Jerez, cuyo líder local, Ramón Aumesquet, ha mantenido unas reuniones telefónicas con varios miembros del cuerpo, que prefieren estar en el anonimato.

El objetivo es trabajar en una serie de propuestas que desde la agrupación local se presentará a sus cargos electos en el Congreso y en el Parlamento de Andalucía para denunciar las carencias de medios materiales y humanos que sufre la Policía Nacional a nivel de España debido a los recortes presupuestarios del Gobierno.

Durante los encuentros telefónicos, varios miembros del Cuerpo Nacional de Policía de Jerez nos han contado la difícil situación que están atravesando debido a los recortes presupuestarios.

“Un 60% menos en combustible con respecto al año 2019 supone una amenaza para la seguridad ciudadana. ¿Qué va a ocurrir cuando se nos acabe el dinero para el combustible? Grandes compañías no creo que nos den crédito, como sucedió en las décadas de los 80 y 90. A lo mejor nos tiene que rescatar Amancio Ortega”.

En las reuniones, nos han trasladado las cifras globales de los recortes presupuestarios del Gobierno:

  • Combustible: de 10.000 € se pasa a 4.000€, lo que supone un recorte del 60%.
  • Reparación de fotocopiadoras, impresoras, mobiliario, etc.: de 15.000 € a 1.600 €. Recorte del 90%.
  • Ordinario no inventariable (por ejemplo, papelería): de 25.000 € a 8.000 €. Recorte del 70%.
  • Informática (tóner): de 47.000 € a 10.000 €. Recorte del 80%.
  • Ferretería: de 15.000 € a 5.000 €. Recorte del 65%.
  • Trabajos realizados por otras empresas como lavandería, ambulancias o fosas sépticas: de 32.000 € a 15.000 €. Recorte del 52%.
  • Otros suministros: de 52.000 € a 10.100 €. Recorte del 80%.

Dentro del estado de gravedad de estos recortes, se ha puesto sobre la mesa la queja de los policías nacionales de Jerez de que “la situación es realmente grave, ya que va a incidir notablemente en la calidad del servicio que se le debe prestar al ciudadano. Eso sin contar con el desánimo existente entre los miembros del cuerpo por el agravio económico que supone un hecho diferencial con respecto a las policías autonómicas de Cataluña y País Vasco. Para los Mozos de Escuadra ya se han liberado 1.500 millones de euros. Para eso no hay crisis”, comenta, indignado, uno de los miembros de la Policía Nacional de Jerez.

Uno de los policías alerta que “ya se nota la falta de folios en todas las dependencias. Pronto los ciudadanos tendrán que venir con su propio papel para que se les impriman las denuncias. La falta de fotocopiadoras y escáneres, por ejemplo, hace que los funcionarios de la Policía Judicial tengan que grabar las diligencias en un pendrive y bajar a la oficina de denuncias para poder imprimir o escanear un simple documento que haya que adjuntar al cuerpo del atestado”.

Para finalizar los encuentros, los policías han trasladado las deficiencias de la nueva Comisaría en Jerez, como la falta de privacidad y seguridad de los funcionarios que trabajan en el ala oeste, cuyos grandes ventanales los dejan expuestos a la vía pública. Añaden la queja del servicio de limpieza, ya que, ahora, en la nueva Comisaría, al ser bastante mayor que la anterior, hay mucho más que limpiar y ha habido un recorte del servicio.

Respecto a las taquillas de la nueva Comisaría, no se han renovado todas. Han dejado la mayoría de las taquillas viejas para el vestuario de mujeres, lo que supone una discriminación por razón de sexo. “De las 52 taquillas del vestuario femenino, 43 son viejas y pequeñas, y 9 son nuevas, habiendo aún mujeres policías sin taquillas”.

Uno de los policías entrevistados argumenta que hay un solar abandonado en el recinto de la Comisaría, que bien podría habilitarse para aparcamiento de los coches particulares de los policías.