La Armada Española activa esta semana las tres Secciones de Vigilancia Epidemiológica (SVE) alistadas en Andalucía y que restaban pendientes de entrar en servicio. Con ello asciende a 150 el total de efectivos de la Armada que van a trabajar en labores de rastreo en esta comunidad. En Andalucía los rastreadores de la Armada están encuadrados en cinco SVE de 30 rastreadores cada una; localizadas dos en el Tercio de Armada en San Fernando, una tercera en la Base Naval de La Carraca de San Fernando, y las dos restantes en la Base Naval de Rota.

Según ha explicado la Armada en una nota, cada SVE está al mando de un jefe de sección, con dos jefes de pelotón y un oficial sanitario. Estas cinco secciones están bajo el mando de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica, en Sevilla, que corresponde a la FUTER.

La Armada tiene activados 310 rastreadores en total a día de hoy, repartidos en las siguientes localizaciones; 150 en San Fernando y Rota con la distribución indicada; 50 en Cartagena, en las SVE del Arsenal y del edificio de la antigua Capitanía General; 70 entre el Arsenal de Ferrol y la Escuela Naval Militar de Marín; 30 en el Cuartel General de la Armada en Madrid, y diez en Las Palmas.

El sistema de rastreo es una de las actividades de apoyo a las comunidades autónomas que contempla la ‘Misión Baluarte’; segunda operación planificada por las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa para reforzar las actuaciones ante la crisis sanitaria.

Desinfección en San Roque

La operación ‘Misión Baluarte’ contempla también una línea de actuación relacionada con la desinfección de espacios públicos. Así, el pasado viernes la Sección NBQ del Grupo deMovilidad Anfibia del Tercio de Armada acometió, en San Roque (Cádiz), la desinfección integral de los centros de enseñanza Instituto Mar del Sur y del Colegio Puente de Hierro. Y este lunes está prevista la desinfección integral del Instituto José Cadalso y del Colegio San Bernardo, ambos en la misma localidad.

Rastreadores para hacer frente al Coronavirus

El Ministerio de Defensa determinó que Andalucía recibiera, inicialmente, 360 rastreadores para hacer frente al Coronavirus. 150 pertenecen a la Armada y comenzaba su actividad recientemente.

Según explicó la Armada en una nota el pasado viernes, los rastreadores de la Armada estarán encuadrados en cinco Secciones de Vigilancia Epidemiológica (SVE) de 30 rastreadores cada una, cada una de ella integrada por dos pelotones (PVE) de 15 rastreadores, organizados para mantener turnos de trabajo de mañana y tarde. Cada SVE estará al mando de un jefe de sección, con dos jefes de pelotón y un oficial sanitario.

Así, este lunes se activará la primera SVE de la Armada en Andalucía, en las instalaciones de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada, en San Fernando (Cádiz), una vez finalizado su periodo de formación, integración y adiestramiento.

La formación que han recibido, y que les capacita como rastreadores, se compone de cinco módulos en los que se aporta información básica sobre la enfermedad. Su objetivo es dotar al personal de los conocimientos necesarios para poder efectuar un seguimiento eficaz de los contactos; obtener la información necesaria para discriminar los posibles casos; calcular el tiempo de cuarentena en función de los datos obtenidos y dar apoyo a los afectados. En el proceso de formación ha intervenido personal de la Unidad Militar de Emergencias.