Las mujeres trabajarán gratis en España hasta final de 2020. Las mujeres españolas no cobran por sus labores profesionales, en comparación con sus compañeros los hombres, a partir de este miércoles 11 de noviembre. De esta manera, las empresas «se ahorran» un total de 51 días en sueldos de mujeres que trabajarán hasta el 31 de diciembre, según los últimos datos de Eurostat correspondientes a 2020 y facilitados por UGT.

El sindicato, que ha denunciado esta situación, ha decidido aprovechar el miércoles para relanzar la campaña que inició en 2016. Todo para denunciar la brecha salarial entre mujeres y hombres, y que se realiza bajo el lema #Yotrabajogratis.

Tal y como explica UGT, en 2016 y 2017, las mujeres españoles trabajaban gratis desde el 8 de noviembre hasta el final del año; una cifra que mejoró en dos días en 2018 y empeoró de nuevo en 2019, cuando se determinó que ese año las mujeres trabajaron gratis desde el 7 de noviembre y hasta final de año.

Datos de Eurostat

En 2020, el sindicato vuelve a recoger los datos de Eurostat, que analiza 25 estados miembros. Todo para determinar que la desigualdad salarial ha descendido respecto al año anterior en 16 países; en tres ha aumentado (Francia, Polonia y Eslovenia) y en dos se mantiene prácticamente invariable (España y Chipre).

El Eurostat determina que la brecha en España es del 14% en mujeres que trabajarán gratis, por debajo de la media de la UE que está en 15,7%; un porcentaje que, si se transforma en cifras, determina que las mujeres trabajan 51 días del año gratis, frente a sus compañeros hombres.

Mejora de cuatro días

Esta cifra, supone una mejora de cuatro días con respecto al año pasado. Sin embargo, UGT advierte de que, este año, su campaña tiene mayor importancia, si cabe, por las posibles consecuencias que pueda tener la pandemia en este sentido.

El sindicato ha recordado la «merma en las cotizaciones sociales y, por consiguiente, en la protección social de las mujeres» que ocasiona esta situación. «Tienen pensiones más bajas o peor prestación por desempleo», denuncia, para añadir que esta situación supone, además, menos recaudación, menos ingresos para Hacienda o cotizaciones a la Seguridad Social.

«Conviene recordar que la discriminación salarial es, de todas as discriminaciones que sufren las mujeres, la que más dificultades entraña para ser erradicada», apunta el sindicato. A su juicio, la brecha salarial sólo puede ser explicable «desde el punto de vista del coste económico que tiene para las empresas».

Así, indica, «un coste que no sería tal porque corregir esta discriminación permitirá una mayor integración de las mujeres en el mercado laboral con los consecuentes beneficios para la competitividad y productividad de las empresas y en el ámbito económico y social».

Brecha salarial en España

La brecha salarial de género sigue existiendo en España. Y es que la diferencia del salario anual entre un hombre y una mujer es de 4.915 euros; según datos que ofrecen los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Esto lleva consigo que las mujeres trabajarán gratis casi dos meses al año.

En términos porcentuales, los datos señalan que las mujeres deberían cobrar un 28,6% más para igualar el sueldo a los hombres. Y se calcula que se necesitarían 105 años para cerrar la brecha en España.

Entendemos como brecha salarial de género la diferencia existente entre los salarios que perciben los hombres y las mujeres, calculada sobre la base de la diferencia media entre los ingresos brutos por hora de todos los trabajadores.

Es destacable que exista dicha brecha salarial a pesar de que las mujeres obtienen mejores resultados académicos que los hombres y que son mayoría en la universidad, según un estudio realizado por el IVIE para la Fundación BBVA.

Durante los últimos años en España se ha avanzado positivamente para frenar la desigualdad que existe entre los salarios entre hombres y mujeres, como el año pasado cuando se presentó el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación (RDL).