Agentes de la Policía Local de Cádiz detuvieron en la madrugada el pasado sábado al domingo a una mujer por atentado a los agentes de la autoridad tras personarse en una fiesta que se estaba celebrando en una vivienda.

Según han explicado el Ayuntamiento de Cádiz en una nota, los hechos ocurrieron a la 1,00 horas tras recibir los agentes el aviso de la existencia de una fiesta en un domicilio de la calle Zorrilla. Una vez allí, los policías se encontraron con un grupo de personas que les faltaron el respeto, negándose a identificarse y a facilitar sus datos.

En dicha intervención se detuvo a esa persona por atentado a los agentes de la autoridad, quedando pendiente la detención de una segunda que también agredió a los actuantes pero no se pudo identificar por entrar en su domicilio tras la fiesta y atrincherarse en el mismo negándose a abrir la puerta.

Incumplimiento del toque de queda

Por otra parte, minutos antes de esta intervención, a las 00,20 horas, la Policía Local denunció a ocho jóvenes que se encontraban en la vía pública incumpliendo el toque de queda. En concreto, estas personas estaban en la plaza de Argüelles de Cádiz.

Asimismo, a las 1,30 horas, en la Plaza de Mina, se realizaron otras dos denuncias por encontrarse en la vía pública no respetando el actual toque de queda. Y casi una hora y media después, a las 2,50 horas, se intervino en una fiesta organizada en la azotea de un apartamento turístico donde había más de seis personas sin respetar las medidas sanitarias, por lo que se realizaron siete denuncias.