La Reina Letizia ha decidido ahorrar en vestidos durante el confinamiento. Pese a formar parte de la realeza, la esposa de Felipe VIla Reina Letizia ha decidido no renovar su armario; pues desde verano no ha tenido una aparición pública con nuevas prendas.

La última ocasión en que captaron a la originaria de OviedoEspaña, fue en pasados meses, en Ibiza, donde eligió para vestir un vestido de 150 euros. Fue la pieza más cara que eligió durante su última aparición pública.

Durante los meses de julio y agosto, se reveló que la Reina Letizia invirtió únicamente 608.84 euros. En promedio, supondrían una media de 33 euros por aparición.

Según las cuentas de la Casa Real, la asignación monetaria de la Reina Letizia para este 2020 ascendía a más de 136 mil euros; cantidad notoriamente baja respecto al 2019, cuando la factura de su ropa superó los 70 mil euros.

Pero fue el confinamiento por el Coronavirus la que ha cambiado el calendario real, así como las sumas que la Reina Letizia para la adquisición de vestidos reales; pues eventos de su predilección fueron cancelados de manera inoportuna, como la Misa de Pascua, el Día de las Fuerzas Armadas, los Premios Princesa de Gerona y el concierto de los Princesa de Asturias.

La cantidad ahorrada en esta ocasión en vestidos, en comparación con el año pasado, fue de casi 7 mil euros. Debido a esto, la reina ha decidido rescatar algunos elementos clásicos de su clóset, trayendo grandes ahorros para la familia real en este tiempo de confinamiento.

Los errores de su suegro de los que no quiere oír hablar

Como en un cuento de hadas, una mujer pasó de ser una afamada periodista a Reina de España; pues cuando el Rey Felipe puso los ojos en la Reina Letizia, todo cambió.

Si bien es cierto, la relación entre estos dos monarcas empezó primero a ser de lo más oculta secreta, sobre todo para los reyes que gobernaban dicho países, su matrimonio ha dado mucho de que hablar.

La Reina Letizia Ortiz no siempre le ha caído muy bien a sus suegros, como en muchas relaciones fuera de la monarquía; pues ella había tenido un divorcio antes de estar con Felipe, cosa que no fue muy bien vista en la realeza.

Además de que la Reina Letizia no es muy devota que digamos, una de las mayores razones por las que el rey Juan Carlos I, no la aceptó, sino hasta que un año después de que fueran descubiertos por la prensa, se formalizará su relación con el anuncio de su compromiso en 2003. Dos años después de su compromiso, la Reina Letizia tuvo a su primera hija Leonor y un año más tarde dio a luz a Sofía.