La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba ha acordado este lunes llevar a cabo las actuaciones necesarias para la adquisición de 200.000 mascarillas higiénicas destinadas a la población más desfavorecida con el objeto de frenar la propagación del Covid-19, todo ello con un importe de más de 338.000 euros.

En una rueda de prensa, la primera teniente de alcalde, Isabel Albás (Cs), ha valorado esta partida presupuestaria «por urgencia para comprar mascarillas para las familias que están más limitadas de recursos», precisando que «a día de hoy hay 15.000 usuarios en Servicios Sociales», de modo que «cada familia va a poder utilizar varias mascarillas», ha destacado.

En este sentido, la concejal ha declarado que «es una situación muy complicada y se intenta trabajar con tiempo para solucionar. Así como ayudar a todos aquellos que más lo necesitan».

Sin embargo, ha lamentado que ante el coste económico de las mismas «el Gobierno de España se empeña en no bajar el IVA; cuando en países como Italia, Francia y Portugal lo han bajado».

«En España nadie entiende el planteamiento, cuando dicen los técnicos expertos que no pasa nada, que la Comunidad Europea no va a multar por llevar a cabo este tipo de rebaja del IVA», por lo que, según ha defendido, «sería un acierto que bajaran el IVA de las mascarillas».

Importancia de cumplir las medidas

Mientras, ha avisado que «va a ser una semana muy complicada con las nuevas medidas, aunque eran previsibles». En este sentido, ha resaltado que la Junta las lleva a cabo «consensuadas con un grupo de expertos»; que «ayuda al Gobierno andaluz a tomar las decisiones necesarias para ganar la batalla al Covid», ha apostillado.

Además, ha pedido «un esfuerzo más a la ciudadanía», que «se lo tome en serio, porque la salud de los cordobeses y la economía de Córdoba está en ello».  Ha rogado y suplicado que «se cumplan todas las medidas de seguridad tan necesarias». «Si se cumplen, los datos mejorarán y se podrá poco a poco volver a la situación previa, reactivar la economía y seguir salvando vidas, que es algo importante y fundamental», ha señalado.

Asimismo, ha expuesto que desde este martes al 23 de noviembre «son muchos los comercios y tiendas, toda la actividad no esencial que va a tener que cerrar a las 18,00 horas y van a tener que dejar de generar ingresos», y frente a ello ha asegurado que «desde el Ayuntamiento se trabaja para adoptar las medidas económicas y ayudas a sectores como el comercio, la hostelería, el sector turístico y tantas familias que a día de hoy se encuentran en la cuerda floja».

Córdoba solicita medidas a la Junta y al Gobierno central

También, ha subrayado que van a pedir medidas a la Junta, en las que ya trabajan, «para rescatar a estos sectores»; al tiempo que «se va a pedir al Gobierno de España que de una vez por todas se centre también en la economía de España, que es fundamental».

Así, ha manifestado que «tienen que llegar ayudas económicas para estos sectores que lo están pasando tan mal; y si realmente desde el Gobierno de España se les ayuda, será bastante más fácil que puedan subsistir», ha defendido.

Igualmente, la edil ha comentado que «desde Servicios Sociales se trabaja ya con la previsión de que la situación se pueda complicar y llevar a cabo diferentes medidas y ayudar a todas aquellas personas que se necesitan, con líneas de actuación», como «las ayudas a las personas que tienen problemas para cubrir las necesidades más inmediatas, que se ha traducido en un incremento de presupuesto en lo que queda de 2020 y para 2021, con 2,2 millones de euros en ayudas económico-familiares».

Por otro lado, para inserción laboral en Córdoba, ha destacado que «hay un plan a través de Sadeco para ayudar a aquellas familias que se encuentran en el desempleo», a lo que ha agregado la adquisición actual de las mascarillas.