Los hospitales públicos de la provincia de Almería han registrado a lo largo de este fin de semana su cifra más alta de hospitalizados por coronavirus Covid-19 desde el inicio de la pandemia con 121 casos de los que 27 se encuentran en la UCI. Desde el Gobierno andaluz no se descarta que los centros sanitarios puedan acoger a pacientes de otras provincias andaluzas, especialmente de Granada, con una presión hospitalaria mayor.

«Mis compañeros de Granada lo están pasando muy mal, esperemos que con nuestra ayuda, la de las comunidades autónomas y la de las provincias de alrededor podamos superar esa situación», ha manifestado a los medios el delegado territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Juan de la Cruz Belmonte.

La provincia de Almería suma este lunes 248 nuevos casos de coronavirus hasta un total acumulado de 13.590, sin que se hayan dado nuevos fallecimientos, que siguen en 166. Mientras, la cifra de curados asciende a 9.069. Estas cifras sitúan la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes en la provincia de Almería durante las últimas dos semanas en los 403,3 positivos.

Preocupación por la situación

Belmonte ha reconocido una situación «preocupante» ante el incremento del número de hospitalizaciones, que presenta la cifra más alta desde el 2 de septiembre, cuando se dieron 114 ingresos al mismo tiempo. No obstante, ha advertido de que la Junta tiene preparados sus protocolos de actuación que, en el caso de la capital, permitirían articular hasta 120 camas de UCI. «Todos los planes de contingencia están preparados», ha apostillado.

En esta línea, ha incidido en que Almería está en condiciones de asumir pacientes de otros territorios donde la presión hospitalaria está desbordada. «Torrecárdenas ha recibido a pacientes con coronavirus de Melilla que necesitaban esta labor de ayuda y de compromiso por parte del sistema público andaluz», ha explicado el delegado ante los tres pacientes de la ciudad autónoma que siguen ingresados en la capital almeriense.

«Esto no es una cuestión de una provincia u otra, de una región u otra, esto es una pandemia mundial y todos estamos afectados«, ha indicado Belmonte antes de apelar a la solidaridad entre territorios. «Tenemos que ayudar a nuestros vecinos ya que, de la misma forma que si nosotros estamos más afectados, nos ayudarán», ha dicho.

Así, espera que las medidas asociadas a la restricción de la movilidad anunciadas este domingo por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, permitan «estabilizar» la entrada de pacientes en los hospitales y su posterior reducción. «Tenemos que cortar esa entrada no incrementando los contactos», ha indicado el delegado.

Nivel 3 en Poniente y Levante

El delegado ha anunciado además que el Área Sanitaria Norte-Levante y el Distrito Sanitario Poniente se mantendrán a partir de este martes en el nivel 3; mientras que el área relativa a la capital pasará a nivel 4, más allá de las limitaciones de movilidad entre municipios; las restricciones al comercio a partir de las 18,00 horas; y el establecimiento del ‘toque de queda’ entre las 22,00 y 7,00 horas.

Estos niveles, que se otorgan a razón de criterios epidemiológicos, determinan además la capacidad de aforo de los comercios y negocios a los que afecta, de modo que aquellos negocios hosteleros sin música ubicados en nivel 4 presentan un aforo del 30 por ciento en interior local y 75 por ciento en espacios abiertos (terrazas al aire libre), con el consumo en barra prohibido y agrupaciones de una máximo 6 personas.

El delegado ha recomendado a los ciudadanos que permanezcan todo el tiempo posible en sus viviendas, con sus familias y convivientes, para evitar nuevos contagios que puedan dar lugar a hospitalizaciones. De este modo, se que podrá esquivar un posible colapso del sistema sanitario andaluz.

La tasa de contagios de coronavirus por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas en el Poniente almeriense asciende a 310,4 positivos; mientras que en el Levante se sitúa en 583,8 y en la zona de la capital está en 388,9. No obstante, Almería ciudad ya alcanza una tasa de 469,9 casos por cada 100.000 habitantes tras los 933 nuevos casos registrados en los últimos 14 días.

Continúan con tasas por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes los municipios de Bacares (8.536,6); Chirivel (3.260,9); Lubrín (1.489,5); María (1.373,2), Arboleas (1.174,9); y Vélez-Blanco (1.155,5).