El tenista español Rafa Nadal jugará este domingo por conquistar su decimotercer Roland Garros después de clasificarse para la final al batir en las semifinales con más comodidad de lo esperado ante el argentino Diego Schwartzman en tres sets por 6-3, 6-3 y 7-6(0) tras más de tres horas de partido.

El balear se ha tomado la revancha de su derrota ante el sudamericano en el Masters 1.000 de Roma y ha firmado un partido muy sólido en el que no ha dejado excesivos resquicios a su rival, pese a los apuros finales en el tercer parcial.

Ahora, espera al ganador del Novak Djokovic-Stefanos Tsitsipas para conocer su oponente para intentar conquistar su decimotercera corona en la arcilla roja parisina e igualar en 20 ‘Grand Slams’ al suizo Roger Federer.

Nadal venció en cuartos al italiano Jannick Sinner 

El tenista español superó por 7-6(4), 6-4, 6-1 al italiano Jannick Sinner. El partido fue muy competido y concluyó en la madrugada del miércoles, tras comenzar el martes por la noche.

Más de cinco horas duró el encuentro entre Diego Schwartzman y Dominic Thiem, el mejor partido visto en la pista francesa. Eso hizo que el partido de Nadal comenzará más tarde. Bajo la luz de los focos de la Philippe-Chatrier, el doce veces ganador tampoco le tembló el pulso pese a la resistencia que encontró de su joven rival.

Habituado a ‘triturar’ muchos sueños de jugadores prometedores, el balear también se cruzó en el de Sinner, de 19 años. Este fue una amenaza real en el primer parcial, donde tuvo servicio para adjudicárselo, o en el segundo donde fue también con ‘break’ arriba.

Pero Nadal demostró que su condición de ‘rey’ de la tierra y de este torneo no es casualidad. Apoyado en un ‘drive’ que tardó en despertar antes de acabar martilleando a su rival y en su resistencia. Nadal siempre encontró la forma de evitar las ‘trampas’ del tenista italiano, que finalmente terminó por rendirse en el tercer parcial y tras rozar las tres horas de encuentro.