Cosechó un éxito arrollador que superó todas las previsiones iniciales. Fue la serie de dibujos animados por excelencia de finales de los setenta y principios de los ochenta. Basada en una obra maestra de la literatura universal: ‘Don Quijote de la Mancha’. Se emitió en Televisión Española y arrasó entre niños y jóvenes. Niños y jóvenes de la Santa Transición de un país que se aperturaba a sí mismo.

Tanto calado tuvo -aquellos dibujos hacía las delicias de los niños- que posteriormente sería transmitida a bastantes países de América, Asia y Europa. El estilo colorista de los dibujos y la amenidad y la fluidez de la narración supusieron una de las bases principales del éxito.

Una curiosidad: los realizadores de la serie, Cruz Delgado y José Romagosa, no volvieron a trabajar juntos y la productora que crearon para desarrollar la serie desapareció una vez terminó su emisión. Objetivo cumplido y punto y final.

Hagamos un poco de historia. Fue en el año 1978 cuando Cruz Delgado y José Romagosa fundan la empresa Cruz Delgado-José Romagosa S.A. El único propósito -o al menos el propósito principal- era “divulgar la obra de Cervantes y hacer de La Mancha un lugar conocido”. Y a fe que lo consiguieron con creces.

Profesionales de alto prestigio

Intervinieron profesionales de alto prestigio. Como por ejemplo los recordados asesores literarios Guillermo Díaz-Plaja -de la RAE- y Manuel Criado de Val para que a su vez ayudasen de cerca al guionista Gustavo Alcalde. En Madrid se montó el Estudio de trabajo para la serie. Este Estudio estaba ubicado en la plaza de las Salesas. Asimismo se contrató a un centenar de dibujantes y al fondista Ángel S. Chicharro.

Fue el mismo Chicharro quien recorre toda la Mancha para no cesar de tomar apuntes, muy especialmente de los elementos característicos de toda la zona. Es más: hasta inspeccionó la zona en un helicóptero durante unas cinco horas para filmar el paisaje. El resultado debía ser lo más similar posible.

La banda estuvo encargada a Antonio Areta que sería interpretada por 60 músicos de la Orquesta Sinfónica de RTVE y la Nacional. Idéntica mención merece la canción oficial de la serie llamada En un lugar de la Mancha que fue interpretada por Lorenzo Valverde.

Sin embargo, curiosamente, se creó una más comercial, más ligera, más pegadiza, titulada Don Quijote y Sancho del grupo Botones. Más datos al respecto: esta última fue elegida por algunos niños a los que se le hizo un pase privado en donde les mostraron distintas canciones seleccionadas por los autores y que se convertiría en disco de oro en el año 1980 El criterio de los niños no engaña.

Un poderoso reparto de voces en Don Quijote

El prodigioso reparto de voces respondía al siguiente listado: Fernando Fernán-Gómez: Don Quijote de la Mancha, Antonio Ferrandis: Sancho Panza, Rafael de Penagos: Miguel de Cervantes, Amelia Jara: Sobrina de don Quijote, Teófilo Martínez: Cura, Eduardo Moreno: Maese Nicolás, el barbero, Luis Varela: Bachiller Sansón Carrasco, José Guardiola: Gallardo Vizcaíno…

José María Candel Crespo subraya en su libro Historia del dibujo animado español que la serie acabó medianamente aceptable y por encima de la media de los demás productos, al igual que, a pesar de tener la obra los momentos de brillantez habituales del director, su animación comenzó a tener cierta rigidez que se notó aún más en los episodios finales (aunque también destaca la dificultad de llevar a cabo una adaptación de la novela de Cervantes). Los niños no se percataron de nada de eso.

Los niños de aquella España estaban encantados con la serie. La serie tuvo un gran éxito, un éxito arrollador, un éxito sin precedentes, entre la juventud e infancia de la época, aunque también entre los adultos.

Un dato revelador: el producto fue exportado a casi todos los países de Europa, América y Asia, siendo emitida en un total 130 países y traducido a más de treinta idiomas entre los que podemos mencionar el francés, alemán, holandés, italiano, griego, turco, kurmanci, portugués, catalán, euskera, rumano, polaco, húngaro, esloveno, yugoslavo, croata, persa, afrikáans, hebreo, árabe, japonés, mandarín (chino), bahasa-Indonesia, tamil, sueco, danés, ruso, lituano, búlgaro, e islandés.