La Consejería de Salud y Familias ha informado de que la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 ha recibido una nueva notificación de una condena por delito de atentado. Se le impone a un familiar de una paciente que agredió en Sevilla al enfermero del equipo de sanitarios que acudió a asistirla, tras solicitar asistencia sanitaria por una crisis de ansiedad en la vía pública.

La agresión, según la Consejería, ocurrió en el transcurso de la atención, mientras el equipo asistencial estaba desempeñando su labor el pasado 15 de enero de 2014. La sentencia califica el hecho como delito de atentado a funcionario público, con una pena de seis meses de prisión por atentado contra funcionario público. Y delito leve de lesiones, así como el pago de una indemnización económica.

Son considerados, en este sentido, actos de atentados el acometimiento a los funcionarios públicos; o el empleo de fuerza o la intimidación grave contra ellos, cuando se hallen ejecutando las funciones propias de sus cargos o con ocasión el ellas.

Plan de prevención

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) cuenta con un plan de prevención y actuación ante agresiones. Contempla una serie de medidas de seguridad que permiten minimizar y en su caso evitar situaciones de conflicto. Cobrando especial importancia fortalecer la coordinación y cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con medidas a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

La prevención de situaciones de riesgo, la extensión de medidas de seguridad que posibiliten un ambiente de confianza para profesionales y usuarios; la concienciación social y la formación específica en las herramientas de prevención de situaciones conflictivas son algunos de los ejes fundamentales del plan. Un plan que busca minimizar y prevenir las agresiones a los profesionales sanitarios.

Los profesionales que padecen una agresión, ya sea verbal, física o intimidación grave, precisan en muchos casos atención psicológica durante un tiempo. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, dentro del plan de agresiones, ofrece atención psicológica a los profesionales que lo necesitan. Y, en todo momento, acompaña al profesional agredido a recibir asistencia sanitaria.

Formación de profesionales

La formación de los profesionales tanto en el control de situaciones conflictivas como sobre qué hacer cuando se produce una agresión cobra especial relevancia ante estos hechos. Teniendo programado periódicamente la empresa cursos de prevención de agresiones y afrontamiento y seguridad. Todo para afrontar este tipo de situaciones de riesgo para las tres categorías de profesionales sanitarios.

Durante el 2019, se han producido 13 agresiones en la Comunidad a profesionales del 061 en el que se han visto afectados 15 profesionales sanitarios (73% hombres y 26% mujeres). De todas ellas, el 67% fueron agresiones físicas y el 33% verbales. En todos los supuestos se activó el protocolo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias . Es el que se establece para agresiones a profesionales que incluye apoyo psicológico, en caso necesario.

Dentro de las líneas del Plan de Prevención y Atención de Agresiones se incluye un protocolo de actuación que se activa ante la notificación de una agresión en un centro sanitario. Incluye la asesoría jurídica al personal agredido por parte de los Servicios Jurídicos. La empresa comparece como perjudicada por los gastos de incapacidad temporal en aquellos supuestos en los que los profesionales afectados son dados de baja.