Cuando los casos de abuso policial están más a la orden del día que nunca, sobre todo en Estados Unidos, aparece un polémico vídeo que tiene como protagonistas a un niño de 14 años y un policía, pero esta vez en España.

En el vídeo, se puede ver como el agente retiene con su rodilla en la cabeza al menor de 14 años, con una técnica muy parecida a la utilizada a la que acabó con la vida de George Floyd, por no llevar la mascarilla puesta por la calle, según informa Diario de Burgos.

Los hechos han tenido lugar en Miranda de Ebro (Burgos) y han sido inmortalizados por uno de los testigos, por lo que el vídeo no ha tardado en hacerse viral en cuestión de horas.

Caso omiso ante la petición de los agentes 

Todo comenzó cuando una patrulla de la Policía Local de Miranda de Ebro identificó a un joven caminando con la mascarilla mal puesta. Tras hacer caso omiso a la petición de los agentes, estos se bajaron para identificarle, por lo que se formó una auténtica trifulca.

Según la versión de la policía, el menor intentó agredir al agente con la cadena del perro, un hecho que la familia del acusado niega por completo. Fue en ese instante cuando uno de los policías decidió reducir al menor por la fuerza, dando pie al momento que podemos apreciar en el vídeo.

En él, se ve como uno de los agentes inmoviliza al chico con ayuda de rodias y brazos, ante los gritos desesperados del detenido y de los familiares que se encontraban presenciando la escena.

La madre agredió a uno de los agentes 

En el vídeo, podemos ver como pasados unos segundos, la madre del menor golpea a uno de los agentes, hecho que provocó que la mujer también fuese detenida.

En este sentido, el policía ha presentado parte de lesiones al tener daños en el pómulo. Por su parte, la familia de los detenidos van a presentar una denuncia al considerar que ha habido exceso de fuerza en la actuación del agente sobre el menor.

Para más inri, según la versión ofrecida por la policía, los detenidos manifestaron estar en cuarentena por coronavirus, por lo que se estarían enfrentando una ejemplar sanción por la parte que les toca.