El Ayuntamiento de Sevilla han tramitado tres proyectos residenciales más de 1.200 viviendas. Estos proyectos, que permitirán el desarrollo de suelos sin uso de la ciudad, tedrán una inversión de 110 millones de euros.

Estos tres planes se distribuyen en tres zonas distintas en los distritos Cerro Amate, Sur y Casco Antiguo. Además, contarán «con una enorme relevancia para la mejora de su entorno».

El proyecto de mayor envergadura es el de la zona sur de la ciudad. En estos suelos, con una superficie de 142.118 metros cuadrados, están proyectadas 948 viviendas. Esto supone en total una inversión superior a los 100 millones de euros.

En estos suelos, además del mantenimiento del edificio principal que está protegido y será rehabilitado dentro de la operación, están programadas 948 viviendas de las cuales al menos 486 son viviendas protegidas que promoverá el Gobierno central. En total son diez parcelas residenciales con edificios de seis y ocho plantas.

Se trata de 32.925 metros cuadrados de suelo residencial con una edificabilidad de 88.446 metros cuadrados, distribuidas en diez parcelas con 948 viviendas en total. También se reservan 7.799 metros cuadrados para equipamientos SIPS, 6.408 metros cuadrados para equipamientos deportivos, 48.809 metros cuadrados para viales y 31.548 metros cuadrados para espacios libres. La zona cuenta además con 12.471 metros cuadrados de superficie con una edificabilidad de 37.925 metros cuadrados para terciario.