Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez de la Frontera a dos personas de 19 y 18 años de edad. A ambo se les imputa como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en una vivienda habitada.

Los detenidos accedieron  al interior de un domicilio durante la madrugada del 1 de septiembre. Todo ello mientras su moradores dormían para apoderarse de objetos de electrónica e informática valorados en más de 3.000 euros.

El propietario se despertó tras oír ruidos en el interior de su casa y  sorprendió en una de las habitaciones a dos personas robando. Al verse sorprendidos emprendieron la huida hacia la salida de la vivienda situada junto a la cocina. El afectado siguió a los individuos hasta la calle Bizcocheros donde los perdió de vista.

Su mujer informó de los hechos al 091 y hasta el lugar se desplazaron varios indicativos policiales. Los agentes realizaron un dispositivo de búsqueda de los autores por la zona que resulto infructuoso. Después comprobaron que los presuntos autores habían forzado dos accesos antes de conseguir entrar en el domicilio.

Los detenidos eran dos marroquíes okupas

La investigación realizada por el Grupo de Delincuencia Urbana de la Brigada de Policía Judicial ha permitido esclarecer los hechos. Tras ello consiguieron descubrir la identidad de los presuntos autores. Estos resultaron ser dos ciudadanos marroquíes que habían ocupado de forma ilegal un inmueble. Tras ser plenamente identificados, en la mañana del 4 de septiembre se desarrolló un operativo policial que permitió localizar a los investigados sobre las 13:00 horas cuando en el caminaban por las inmediaciones de su domicilio.

Así pues tras ser detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en domicilio habitado, se procedió a la entrada y registro de la vivienda ocupada, en la cual se hallaron objetos procedentes del robo a la vivienda afectada así como un arma de fuego simulada,  joyas y 7 terminales telefónicos que los investigadores tratan de determinar si proceden de otros hechos delictivos.

En el momento de la entrada y registro, en el interior de la finca ocupada, los agentes localizaron a otros cinco ciudadanos extranjeros, encontrándose todos ellos en situación irregular en territorio nacional por lo que se les ha incoando expediente de expulsión preferente de territorio nacional.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, cuyo titular decretó el ingreso en prisión para los dos investigados. .