La Consejería de Salud y Familias ha notificado este miércoles el fallecimiento de dos usuarios de la residencia pública de mayores ‘El Zapillo’, en Almería, por lo que son ya 13 los ancianos que han muerto con covid-19 desde que se declaró el brote el pasado 11 de agosto.

El foco también suma nuevos casos positivos entre los residentes del geriátrico dependiente de la Junta de Andalucía y eleva a 78 los contagiados, tres más en las últimas 24 horas.

Entre los trabajadores del centro se han registrado una nueva PCR positiva, por lo que son 41 los miembros de la plantilla afectados por la enfermedad. El número total de contagios que arroja este brote, el más grave de los detectados en residencias de la provincia desde que se inicio la pandemia, asciende a 119.

Por otro lado, la Junta de Andalucía ha notificado este miércoles oficialmente el fallecimiento en la residencia ‘El Manantial’, en el municipio de Terque, que adelantó el alcalde, José Nicolás Ayala.

El regidor precisó que el hombre de 84 años contaba con «muchas patologías previas» y se encontraba en mal estado a causa de la enfermedad, con lo que ha muerto en las propias instalaciones sin que llegara a ingresar en un centro hospitalario. En el centro sociosanitario hay 33 residentes contagiados y diez trabajadores.

Más casos en otras residencias de Almería

También ha habido confirmados casos positivos de trabajadores en las residencias Virgen de la Esperanza (Almería), Centro Residencial Ciudad de El Ejido (El Ejido), Centro Residencial Ángeles Parra (Huércal-Overa), Centro de Menores Jacaranda (Roquetas de Mar) y Centro Residencial Fuente Vícar (Vícar), según los datos hechos públicos por la Junta a fecha de 28 de agosto.

Durante los primeros días del mes de abril de este año, en primera ola de la pandemia y ante la aparición de los primeros casos positivos en estos centros, desde la Dirección General de Cuidados Sociosanitarios de la Consejería de Salud y Familias se decidió la medicalización de cuatro residencias.

Los centros más golpeados por el coronavirus entonces, al margen del centro sociosanitario ‘Virgen del Rosario de Roquetas con siete decesos, fue la residencia Santa Teresa Jornet con cuatro fallecimientos, y las residencias Ballesol y Valleluz, con dos casos cada una.