La Junta colabora con Setenil de las Bodegas para la creación de su archivo histórico

Setenil es una de las 24 entidades locales gaditanas de menos de 5.000 habitantes a las que se le ha transferido recursos extraordinarios para ayudarles ante la pandemia

El director general de Administración Local, Joaquín López-Sidro, y el delegado territorial de la Consejería de Turismo en Cádiz, Miguel Rodríguez, han visitado Setenil de las Bodegas, donde han conocido algunos de los proyectos que se están ejecutando con cargo al Plan de Empleo Agrario (PFEA), como la reforma de la cubierta de la residencia de mayores San Isidro Labrador o la rehabilitación del antiguo edificio del Ayuntamiento para su uso como archivo municipal y centro de investigación de su importante documentación de la Reconquista.

Según ha indicado la Junta en una nota, Setenil de las Bodegas es una de las 24 entidades locales gaditanas de menos de 5.000 habitantes a las que la Dirección General de Administración Local ha transferido recursos extraordinarios para ayudarles ante la pandemia (430.000 euros en total).

En concreto, ha recibido 23.958,42 euros gracias a los cuales el Ayuntamiento ha podido afrontar la adquisición de EPI y geles hidroalcohólicos para sus vecinos, así como la limpieza y desinfección de las calles y edificios públicos.

En concreto, según ha explicado el alcalde a los responsables de la Consejería, con estas ayudas se reforzó el personal de limpieza de la residencia de mayores, donde hasta el momento no se ha registrado ningún contagio por covid-19.

El director general ha destacado que «desde el principio de la pandemia este Gobierno ha entendido que había que apoyar a los municipios más pequeños y con menos recursos para proteger a sus vecinos». Por ello, se transfirieron los fondos de manera ágil tanto a los ayuntamientos como, por primera vez, a las Entidades Locales Autónomas (ELA), ha destacado López-Sidro. En concreto, en la provincia de Cádiz han recibido estas ayudas nueve ELA.

Durante su visita, los responsables de la Consejería que dirige Juan Marín han podido ver los proyectos que se están ejecutando en la localidad con cargo al PFEA 2019, en el que la Junta otorgó a Setenil de las Bodegas 119.167 euros para financiar los materiales de varias obras que han dado empleo a 223 vecinos. La convocatoria de 2020 ya está abierta, con 5,8 millones de euros para la provincia de Cádiz por parte de la Junta. López-Sidro ha lamentado que «pese a la petición al Estado para que incrementara un 10 por ciento la cuantía asignada al PFEA 2020, ésta se mantiene congelada».

El director general de Administración Local ha destacado que el PFEA no sólo contribuye a crear empleo, «algo más necesario que nunca ante la crisis económica tras el coronavirus», sino que al mejorar los equipamientos municipales al servicio de la ciudadanía evita el despoblamiento.

En concreto, en Setenil de las Bodegas, se ha rehabilitado el antiguo edificio del Ayuntamiento en la calle Villa para su uso como archivo municipal para poner a disposición de los historiadores la importante documentación que atesora el municipio de la Reconquista y la repoblación, algunos de ellos de los Reyes Católicos.

Además, se ha reformado la cubierta de la residencia de mayores San Isidro Labrador y se están ejecutando obras en el acerado de la calle Federico García Lorca, principal entrada al municipio, al tiempo que está previsto adaptar espacios para contenedores de basura.

El alcalde ha explicado a los responsables de la Consejería que las obras van más retrasadas que otros años por el parón provocado por el Covid. Por ello, tanto el director general de Administración Local como el delegado territorial han insistido en reclamar al Gobierno de España que amplíe el plazo de forma generalizada para que los ayuntamientos puedan ejecutar las obras hasta el 31 de diciembre de 2020 (el plazo termina el 30 de septiembre) y para iniciar las de 2020.

Posteriormente, el delegado Territorial ha participado junto al alcalde en la inauguración de la Oficina de Información Turística, la primera privada de la provincia, impulsada por dos vecinos del pueblo y que cuenta con el sello ‘Andalucía Segura’.