Estiman que el confinamiento ha evitado 450.000 muertes por Covid-19 en España

Los investigadores calculan que el número de personas a las que contagia un positivo, ha disminuido a menos de uno como resultado de estas medidas

Las restrictivas medidas impuestas contra el COVID-19, como el cierre de escuelas y el confinamiento, han evitado alrededor de 450.000 muertes en España, un total de 3,1 millones en once países europeos, según ha estimado un estudio del Imperial College de Londres (Reino Unido) publicado en la revista ‘Nature’.

Este equipo de investigadores utilizó los datos de muertes para inferir cambios en el curso de la epidemia de COVID-19 como resultado de intervenciones no farmacéuticas.

En concreto, analizaron datos de 11 países de Europa (Reino Unido, España, Italia, Alemania, Bélgica, Noruega, Francia, Dinamarca, Suecia, Suiza y Austria) hasta el 4 de mayo.

El equipo estima que, para esa fecha, entre 12 y 15 millones de personas en esos países habían sido infectadas por el SARS-CoV-2 (entre el 3,2 y el 4% de la población, con grandes fluctuaciones de un país a otro).

Bélgica se colocó a la cabeza, con un 8 por ciento de la población infectada, mientras que España se situó en segundo lugar, con un 5,5 por ciento, en línea de los hallazgos del estudio de seroprevalencia realizado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Los investigadores calculan que el número de reproducción, que mide el número de personas a las que contagia un positivo, ha disminuido a menos de uno como resultado de estas medidas, con una disminución media del 82 por ciento, aunque los valores varían de un país a otro.

Los epidemiólogos establecen que el número de reproducción tiene que estar por debajo de uno para evitar la expansión de una epidemia.

«Nuestro modelo sugiere que las medidas puestas en práctica en estos países en marzo de 2020 tuvieron éxito en el control de la epidemia al reducir el número de reproducciones y disminuir significativamente el número de personas que habrían sido infectadas por el virus SARS-CoV-2», explica uno de los autores del estudio, el matemático Seth Flaxman.

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) y el ISCIII, España ha registrado un exceso de mortalidad de unos 45.000 muertos durante 2020, coincidiendo con los picos de la pandemia.

De acuerdo con los datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Sanidad, se han producido 27.136 fallecimientos con prueba positiva de COVID-19.