Unicaja Málaga vuelve a los entrenamientos 

Siguiendo todas las indicaciones del protocolo elaborado por el Área de Salud y Rendimiento, los jugadores han vuelto a tocar el balón dos meses después

Advertisement


Dos meses después del último partido oficial (frente al Joventut de Badalona, el 7 de marzo) el Unicaja ha vuelto este viernes a tocar balón, aunque, eso sí, de forma individual en una sesión de 45 mintuos que ha incluido el trabajo físico y el tiro.

Por turnos de 3 ó 4 jugadores que han ocupado media pista cada uno, toda la plantilla disponible (menos Axel Toupane que está en Francia desde antes del confinamiento y Jaime Fernández, convaleciente tras la operación) ha acudido a Los Guindos para ejercitarse por primera vez en este tiempo, con todas las medidas de prevención y seguridad. Tras la sesión de cada grupo, había 15 minutos destinados a limpiar y desinfectar la pista y el material usado.

Para los jugadores ha sido una experiencia extraña, tal y como explica Darío Brizuela: «Ha sido genial. Un poco raro, porque ha sido un entrenamieto atípico, más parecido a cuando tenías 10 años, pero ha estado muy bien ir a la cancha, coger el balón echar unos tiros, aunque también ha sido duro, hoy vamos a estar muy cansados».

Darío también explica el procedimiento: «Al entrar hay que desinfectarse las manos, te toman la temperatura y rápidamente hay que ir a nuestra zona particular. Ahí tenemos una caja con nuestro agua, nuestro balón, las zapatillas, la toalla que son únicamente nuestras y ya vamos cambiados de casa. Tienes tu canasta que va a ser la misma mientras dure esta situación y luego hemos hecho algunos ejercicios cada uno en su media pista. Un poco aburrido pero, con tal de jugar al baloncesto, está bien».

Sobre el estado de forma después de tantos días, Darío «pensaba sinceramente que en el tiro estaría un poco peor pero uno no se olvida de tirar. Pero cuando ya empiezas a tirar y a correr un poco te das cuenta de que el confinamiento ha sido muy largo, no recordaba estar tan cansado desde hace tiempo. Pero es normal estamos tanquilos, la forma la recuperaremos en cuestión de días. Tenemos que estar centrados en cumplir los protocolos, en cuidarnos mucho y cuando estemos entrenando, hacerlo lo mejor posible. Y el resto vendrá solo».

Para Adam Waczynski también ha sido una situación extraña «pero ha sido emocionante, tenía muchas ganas de volver a jugar, a hablar con mis compañeros… Hemos tirado y corrido un poco para empezar los entrenamientos suave pero estoy contento de volver a jugar baloncesto. Poco a poco vamos a acercarnos a poder jugar juntos 5 contra 5».

Jaime Fernández, operado con éxito

Jaime Fernández ha sido operado este miércoles en el Complejo Hospitalario Ruber de QuironSalud en Madrid, tras tomar la decisión, el jugador y el club, la semana pasada de que ésta era la mejor opción para la recuperación óptima de la lesión que el jugador viene arrastrando desde hace tiempo en ambos pies.

Así, el escolta madrileño viajó a Madrid para someterse a primera hora de la tarde a esta intervención que ha finalizado con éxito. Ahora le espera un largo proceso de recuperación que se estima en unos seis meses, para estar en plenas condiciones de cara a la próxima temporada.