Denuncian ser agredido con violencia por un concejal de Podemos

«Como consecuencia de un fuerte guantazo, le ocasionó la caída de las gafas graduadas y la rotura de las mismas»

Un vecino de Iznalloz ha denunciado ante la Guardia Civil al edil de Podemos en este municipio de la comarca de Los Montes de Granada por darle un supuesto «fuerte guantazo» en el transcurso de una discusión que mantiene que se desencadenó al hilo de las recientes manifestaciones agrarias.

El caso está pendiente de sentencia tras un juicio rápido celebrado esta misma semana en el edificio judicial de Caleta, en Granada capital. Según ha indicado por su parte el concejal, «ni le he pegado a ese hombre ni le hecho nada» y es «todo mentira».

La denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, apunta a que, en la tarde del 30 de enero, sobre las 14,55 horas, en el marco de una «charla coloquial» sobre las manifestaciones agrarias, la supuesta víctima habría escuchado al denunciado decir que «había disfrutado viendo cómo le habían pegado a los agricultores, debido a que llevaban disfrutando del cuento del olivar unos 20 años».

Habría también, según consta en la denuncia, interpuesta en la mañana del 31 de enero en el Puesto de Iznalloz de la Guardia Civil, nombrado «a varios terratenientes de la comarca», de los cuales el denunciante, de 29 años, «trabaja con uno», por lo que le espetó que «todo lo que estaba diciendo era incierto».

También según la versión que hace constar el denunciante ante la Guardia Civil, el edil José Rodríguez salió del bar «a su encuentro» cuando él se marchó, y «quiso hablar», pero él «le dijo que no tenía que decirle nada, a lo cual el denunciado le propinó un fuerte guantazo».

«Como consecuencia de ello, le ocasionó la caída de las gafas graduadas y la rotura de las mismas», añade el denunciante, que hace constar también ante el Instituto Armado que acudió al centro de salud, que «aporta parte médico», y que no había tenido antes ninguna «desavenencia» con el otro. La denuncia también señala que habría sufrido lesiones consistentes en «rojez en pabellón auricular izquierdo, y estado de nerviosismo».

«FALTA DE RESPETO»

Por su parte, José Rodríguez ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que fue el denunciante quien empezó a «meterse» con él en un bar en el que se encontraba, habiendo la propietaria del establecimiento alegado que «verdaderamente» le «faltó el respeto».

Salió a la calle con el denunciante, pero su versión es «todo mentira», como, según ha agregado Rodríguez, «reafirmaron» quienes declararon como testigos en el juicio. Así «ni le he pegado a ese hombre ni le hecho nada».

El concejal de Podemos ha considerado que intuye que este vecino ha actuado «maniobrado u orquestado», y que, tras el juicio, fue a «celebrarlo» como si hubiera «ganado», cuando la sentencia aún está pendiente de dictarse.

Partiendo del «respeto» que ha resaltado que tiene por la ciudadanía, Rodríguez ha agregado que «este chaval tiene tendencia a levantar mucho las voces», que es «perspicaz a la hora de hablar», y que puede haber tras este asunto un «tema político». Preguntado al respecto, ha afirmado que «está muy pegado a Vox y al PP» pero «no lo reconoce».

«No estaba ni hablando con él», ha explicado acerca de lo que sucedió aquella tarde, lamentando que «se está riendo» de su persona, así como que su familia es la que está «sufriendo» con este tema en el pueblo.