Intenta estafar al seguro simulando el robo con intimidación de su bici

La Policía Nacional destapo la tentativa de un presunto fraude a la compañía aseguradora por parte de un hombre sin antecedentes en Granada

La Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 42 años sin antecedentes policiales que denunció haber sido víctima de un robo con intimidación cometido por dos varones con el objeto de sustraer una bicicleta que llevaba en ese momento y destaparon la tentativa de un presunto fraude a la compañía aseguradora.

Según informa la Policía Nacional en una nota de prensa, el detenido se personó en dependencias de la Comisaría de Distrito Sur de Granada, donde denunció haber sido víctima de un robo con intimidación perpetrado por dos individuos que, tras intimidarlo verbalmente, le habían sustraído su bicicleta mientras hablaba por teléfono subido a la misma.

Agentes del Grupo de Delincuencia Urbana de la dependencia iniciaron las investigaciones y comprobaron como el propio denunciante había realizado una llamada telefónica el mismo día del presunto robo, en la que manifestó ser víctima de un hurto de su bicicleta mientras se encontraba en el interior de un portal, hecho que nada tenía que ver con lo denunciado.

Continuando con las pesquisas, también tuvieron conocimiento de que esta persona había informado a su compañía de seguros sobre el presunto robo y que incluso se encontraba litigando con la misma una subida de 300 euros sobre la indemnización ofrecida.

Finalmente y ante las evidencias destapadas, el varón fue detenido como presunto autor de una simulación de delito por la denuncia falsa realizada, así como por una estafa en grado de tentativa, ya que no llegó a cobrar la indemnización, precisamente por encontrarse en desacuerdo con la compensación ofrecida por la aseguradora.

Según la Policía Nacional, estas conductas «suponen una distracción de las funciones de prevención y
persecución de delitos encomendadas a la Policía Nacional, además de un perjuicio para la sociedad al ir en detrimento de las verdaderas víctimas de los hechos delictivos». Asimismo, la participación en este tipo de conductas puede implicar la detención, reseña y la constancia de antecedentes por simulación de delito, pudiendo llegar a ser condenado por ello de seis meses a dos años de prisión.

Debido al incremento en los últimos años de estos ilícitos penales, la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental ha establecido un protocolo para reclamar los gastos ocasionados por los simuladores de hechos delictivos, que alcanzan una media de entre 200 a 1000 euros y que, cuando la autoridad judicial lo estima ajustado a derecho, son reclamados a los autores de estas conductas.