Fallece el gran empresario Enrique Osborne

Fue un pilar fundamental de la empresa familiar Cruzcampo

Fue un gran empresario. Uno de los pilares fundamentales, durante décadas, de Cruzcampo. La emblemática empresa familiar. La fundó su abuelo Roberto Osborne. Sí, este jueves 9 ha fallecido en Sevilla el por todos querido Enrique Osborne. Contaba 80 años de edad.

Conocido en toda Andalucía por su impecable gestión empresarial. Llevaba varios meses luchando contra una enfermedad neurológica. Muy vinculado a instituciones como Proyecto Hombre.

Osborne, casado y con dos hijos, siempre destacó como un creyente de profundas convicciones religiosas. Cristiano hasta la médula, no obstante fue seminarista. En 1983 pronunció el pregón de la Semana Santa de Sevilla en el teatro Lope de Vega.

Hermano del Silencio, de la Quinta Angustia y de Los Panaderos. Además, hermano mayor de la Sacramental del Sagrario, en cuya toma de posesión pronunció sólo una frase con espíritu de niño carráncano: «Hermanos, mi programa es muy simple. Consiste en no cambiar nada».

Fue creador de los premios «Compás del Cante» de flamenco y «Baluarte» del Carnaval de Cádiz, además de impulsor de la Fundación. Nació el 29 de noviembre de 1939 en la calle Miguel de Mañara y estudió en los Jesuitas el Bachillerato y Filosofía.

Su gran pena a lo largo de su vida fue su marcha de la ciudad durante 17 años por motivos de trabajo. Amante de la música clásica y experto en Bach, currista acérrimo, sevillista y escritor aficionado, Osborne llegó a publicar un libro titulado «Conversaciones junto a tu cuerpo Descendido».