El Gobierno tiene pendientes de tramitación un 83,8% de peticiones de Ingreso Mínimo Vital (IMV) presentadas en Andalucía, por encima de la media nacional de 78,9% de las 837.333 solicitudes presentadas en todo el país.

Así se desprende de los datos ofrecidos por el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria, a una pregunta del senador de Compromís Carles Mulet, y en la que se recogen datos oficiales del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones hasta el 14 de septiembre.

Según estas cifras, de las 837.333 solicitudes presentadas por los españoles se han aprobado y pagado 12.789, es decir, un 1,5% del total, frente a las 69.530 que ya han sido denegadas, las 34.531 que están en trámite y las 720.483 que están pendientes.

Por comunidades autónomas, la que mayor porcentaje de solicitudes en espera tiene es el País Vasco, con un 96,5% sobre el total. En esta autonomía se han reclamado 8.844 ayudas y aún están pendientes 8.536. Sin embargo, en este caso, las competencias en la gestión del IMV pertenecen al Ejecutivo autonómico, tras un acuerdo entre el Gobierno y el PNV.

Navarra y Asturias, los porcentajes más bajos 

En el mismo acuerdo, también se cedieron las competencias en esta materia a Navarra que, sin embargo, es la comunidad autónoma con el menor porcentaje de solicitudes pendientes, un 34,9%. De las 2.175 presentadas, quedan pendientes 761.

En cuanto a los territorios dependientes de la gestión del Ministerio de Inclusión, quienes llevan más retraso en la tramitación son Melilla (94,8%), Cataluña (92,9%) y la Comunidad de Madrid (92,6%), seguidos muy de cerca por Baleares (91,3%) y Canarias (90,8%).

Por debajo de estas cifras, se encuentran Castilla-La Mancha (89,2%), Aragón y La Rioja (86,6%), Comunidad Valenciana (84,8%), Andalucía (83,8%), Galicia y Ceuta (81,6%), Extremadura (79,5%), Cantabria (79,2%), Región de Murcia (75,6%), Castilla y León (74,1%) y Asturias (64,4%).

En cuanto al resto de cifras facilitadas, cabe destacar que Navarra es la comunidad con mayor número de prestaciones aprobadas (un 60%), muy lejos del resto, cuyo porcentaje se mueve en torno al 3,1% de Castilla y León al 0,1% del País Vasco.

Por otra parte, la Región de Murcia es la autonomía con mayor número de peticiones denegadas, un 18,4% de las mismas, por delante de Asturias, con un 12,1%; Extremadura, con 11,9%; Aragón, con 11,1%; y Andalucía, con 11%. En el lado contrario, se encuentra País Vasco (2,5% denegadas), Melilla (3,5%), Cataluña (4,1%), Canarias (4,2%) y Navarra (4,8%).

Ingreso Mínimo Vital y PGE 

Precisamente esta semana, en los Desayunos Informativos de Europa Press, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, reveló que el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, «apretó» los últimos días de negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con dos o tres enmiendas sobre el Ingreso Mínimo Vital, aunque negó que hubiera pelea y aseguró que sus relaciones con Iglesias «no son ni malas ni buenas», sino «las normales».

Además, destacó el «esfuerzo extraordinario» que han realizado para desplegar «rápido» el Ingreso Mínimo Vital y se mostró convencido de que están teniendo «éxito» pues ya han dado respuesta «en un tiempo récord» a 500.000 del millón de solicitudes, y 140.000 familias ya reciben la prestación, lo que supone un 14%. «Nos gustaría ir más rápido pero el ritmo al que vamos es interesante», enfatizó.