Grandes beneficios de las motos eléctricas frente a las motos tradicionales

Uno de los puntos más interesantes e importantes es el dinero que nos ahorramos en el combustible

Desde que la empresa Ecomobility Green World, líder indiscutible en la venta de vehículos de movilidad eléctrica, desembarcó en nuestra ciudad de Jerez de la Frontera, hace ya varios meses, ocupando una de las naves del Polígono Industrial Guadalquivir, nos mostró un nuevo concepto de vehículo que, hasta ese momento, era prácticamente desconocido para muchos de nosotros. Me refiero a los «Vehículos de movilidad eléctrica» .

Ahora es muy frecuente que nos encontremos por nuestras ciudades a personas cada vez más adultas, que usan para desplazarse patinetes eléctricos y motos eléctricas.

El indudable éxito que están teniendo estos vehículos es algo que a más de uno puede llegar a sorprender. Es un éxito tan incuestionable que, a la hora de plantearnos el comprar una moto para desplazarnos por nuestra ciudad, a las ya tradicionales preguntas que siempre nos hacemos debemos, antes que nada, plantearnos una nueva, importante e inevitable pregunta:

¿Compro una moto eléctrica o una moto tradicional?

Después de analizar la situación e informarme detenidamente, ya les adelanto que me he vuelto un defensor incondicional de las motos eléctricas.

Lo primero que hay que indicar es que, a simple vista, si las ves circulando por la carretera es difícil identificar si una moto es eléctrica o no lo es.

Eso no significa que sean similares. De hecho, hay notables diferencias entre ellas, que hacen que sea muy fácil decantarse por una moto eléctrica como decisión final.

Para tratar de ayudar o, al menos, aclarar brevemente las dudas, a todo aquel que esté planteándose comprar una moto y se esté haciendo esta pregunta, voy a dar cinco pinceladas exponiendo las ventajas que, en mi opinión, tienen las motos eléctricas

CINCO BENEFICIOS DE LA MOVILIDAD ELECTRICA.

  1. Es Respetuosa con el medio ambiente, emitiendo 0% de CO2 y respetuosa con la contaminación acústica

No descubro nada nuevo si comento las consecuencias tremendamente negativas que suponen para el medio ambiente las emisiones de CO2 que emanan de los tubos de escape de las motos tradicionales. Por contra, las motos eléctricas se desplazan con Cero emisiones de CO2. Es decir, con una moto eléctrica realizamos nuestros desplazamientos diarios de una forma sostenible, respetando el entorno, sin realizar ningún tipo de contaminación, manteniendo la ciudad libre de polución y libre de esa molesta contaminación acústica, pues las motos eléctricas apenas emiten ruido.

  1. Ahorro en combustible

Es uno de los puntos que encuentro más interesantes e importantes. El dinero que nos ahorramos en el combustible. Para que se hagan una idea, con una moto eléctrica  puedes recorrer 100 Km por menos de 1 euro. (Hagan el cálculo le que tendrían que gastar en combustible). Además, es un ahorro que comenzamos a notar desde el primer día, pues el coste de una carga completa es inferior a 50 céntimos.

  1. Ahorro en mantenimiento

Es otro de los puntos que me parecen más importantes y más destacables, de cara a decantarnos por una moto eléctrica. Con estas motos, nos olvidamos de cambios de filtros o de aceite, de calibrar válvulas y de esas reparaciones que con frecuencia debemos efectuar a la motocicleta y que, con la misma frecuencia, son mucho más costosas de los que podemos imaginar. Debido a la reducción de piezas y partes móviles de las  motos eléctricas se favorece un mantenimiento mucho más sencillo de la misma y, como comentamos,  la consiguiente reducción de costes.

  1. Simplicidad y comodidad

Los vehículos eléctricos, se han creado con la intención de reducir al máximo la complejidad de su manejo. Las motos eléctricas son extremadamente sencillas de manejar, al no tener ni cambios de marchas ni embragues. A pesar de la velocidad que pueden llegar a alcanzar, similar a la velocidad que alcanzaría una moto de alta cilindrada, se manejan y conducen como un scooter. De hecho, la transmisión directa evita el uso de embrague y cambio de marchas, lo cual facilita enormemente la conducción y maximiza la experiencia a bordo.

Otro aspecto que considero digno de mención es la comodidad de la carga de su batería, pues es tan sencilla como la carga de la batería de un teléfono móvil, tan sencillo como enchufarla a la corriente eléctrica.

  1. Ayudas en la matriculación

Para finalizar, creo conveniente comentar que la mayoría de los Ayuntamientos y Administraciones públicas ofrecen ayudas y bonificaciones para quien adquiera un vehículo eléctrico. Ahorro en los impuestos de matriculación y circulación, y otro tipo de beneficios, con los que se pretende potenciar la compra de este tipo de vehículo, fundamentalmente por su carácter respetuoso con el medio ambiente.

 Espero que estas breves pinceladas puedan servir de ayuda para aclarar dudas a la hora de decidirse entre una moto eléctrica o una moto convencional.

Yo personalmente lo tengo claro. Prefiero un vehículo que sea respetuoso con el medio ambiente y no contamine, que me haga ahorrar tanto en el combustible como en todo lo concerniente a su mantenimiento, que sea sencillo de manejar y que me permita tener beneficios en los impuestos, antes que tener uno que no reúna estas características. ¿Y tú?