Una nueva cría de tapir para el Zoo de Jerez

Es un animal en riesgo de extinción y se encuentran dentro de un proyecto de reproducción de especies en peligro

El pasado 17 de octubre tuvo lugar en el Zoobotánico de Jerez el nacimiento de una nueva cría de tapir (Tapirus terrestris), cuyo parto se produjo forma natural y se encuentra en perfectas condiciones de salud. De esta forma, la pareja de tapires que viven en el Zoo han sido padres de nuevo.

Los tapires son animales de hábitos nocturnos, típicos de los bosques lluviosos tropicales y que actualmente están en peligro de extinción, por lo que estos nuevos nacimientos constituyen una buena noticia, más importante aún al tratarse de una animal que está dentro de un proyecto de reproducción de especie en peligro.  En años anteriores se han enviado un total de cuatro ejemplares al zoo de Madrid, Palisence (Francia) o Burger (Holanda).

Asimismo, este mamífero tiene el sentido de la visión poco desarrollado al contrario que el olfato y el oído, de ahí su prominente trompa. Dicha especie está emparentada con los caballos y los rinocerontes. Otra de sus características que lo hace muy popular es su órgano sexual que es el de mayor tamaño en el mundo animal comparado con el cuerpo.

Cabe destacar que a lo largo de las diferentes reuniones del Grupo de Especialistas de Tapires de la UICN (TSG) y las encuestas dirigidas a investigadores y funcionarios del MAE se han identificado como principales amenazas para la conservación de los tapires la pérdida de hábitat y la cacería.

De ahí el importante papel que desempeñan las instituciones que mantienen tapires en sus colecciones para la conservación de esta especie en cuanto a la educación ambiental y la investigación sobre enriquecimiento de hábitat, dieta y requerimientos nutricionales, estudios reproductivos, entre otros. Además, la presencia de tapires en cautividad ha facilitado el estudio de la especie.