La Policía Nacional ha detenido en Granada a un hombre de 22 años como presunto autor de los delitos de hurto y estafa. Todo ello, tras haberse apropiado de la tarjeta bancaria de un amigo; efectuando compras en diversos establecimientos por una suma total cercana a los 2.000 euros.

El detenido, de nacionalidad nigeriana y en situación irregular en España, ya ha sido puesto a disposición judicial por estos hechos; según informa en una nota el Cuerpo Nacional de Policía.

El denunciante y víctima de los hechos, un compatriota del presunto autor de su misma edad, denunció en dependencias policiales la apropiación de su cartera a finales de julio. En ese momento, declaró haber pasado una noche en casa de un amigo ubicada en un bajo de la barriada de la Chana.

Su amigo se comportó de manera extraña

A la mañana siguiente, el amigo que le había dado cobijo durante la noche, le echó de la vivienda de forma inesperada y de malas formas. Una vez en la vía pública fue cuando advirtió que ya no tenía su cartera; en cuyo interior también guardaba la tarjeta sanitaria y otros documentos personales.

Sobre mediados del mes de julio, la víctima, que no tuvo la precaución de anular la tarjeta, se percató de que una persona desconocida había estado realizando compras con ella en diferentes establecimientos de la ciudad por un importe total muy cercano a los 2.000 euros.

Su sorpresa fue mayúscula, teniendo en cuenta que en la cartera no guardaba las claves asociadas que permitirían el uso de la tarjeta. A pesar de los pocos datos aportados por el denunciante, la investigación de la Policía Nacional consiguió identificar y localizar al presunto autor de los hechos. Al mismo, le constaba un decreto de expulsión por encontrarse en situación de estancia irregular en España.